Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Las autoridades policiales de Florida atendieron el llamado de vecinos al reportar a un ato dando vueltas en círculos en una calle sin salida. Cuando los agentes llegaron al lugar se sorprendieron al ver que el conductor era un gran labrador de color negro.

El reporte de la policía dice que el conductor descendió del vehículo y dejó al perro adentro con el auto encendido, entonces su mascota puso el auto en reversa por accidente. Una de las vecinas comentó haber visto al peludo a bordo del vehículo, el cual derribó un buzón y un bote de basura.

La policía acabo con las piruetas del can accediendo al vehículo, ningún humano o mascota resultó herido.

Comentarios