Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

La tragedia tuvo lugar en las cercanías de Santiago del Estero, Argentina, donde el refugio para perros conocido como Narnia se vio fuertemente afectado por las lluvias y fuertes vientos, los cuales destruyeron parte del recinto y acabaron con la vida de 11 perritos, las ráfagas de viento alcanzaban una velocidad de 80km/h.

Mariano Osés Martelli y Eduardo Groh Riemersma, abogado y cuidador del refugio, respectivamente, declararon para los medios locales que a pesar de que el recinto se encuentra destruido y con el dolor por la pérdida de los 11 perros, el proyecto sigue en pie y no abandonaran a los 340 perros de los que cuidan.

También comentaron que ante la probabilidad de lluvia se habían tomado las precauciones con ayuda de voluntarios, pero no contaban con las inclemencias del clima, las cuales arrebataron la vida a los más vulnerables de la jauría.

«Hubo tres ráfagas muy fuertes, todas ellas con vientos superiores a los 80 kilómetros por hora. La tercera fue la peor de todas, arrasó con todo. Además, cayeron cerca de 200 mililitros de agua en una hora y media. Los galpones no se rompieron, pero volaron las carpas, que tenían una estructura de metal que no resistió. Ahí estaban los perros discapacitados», comentó el abogado, Osés para el Clarín.

Otra de las adversidades que tiene que afrontar el refugio son la falta de recursos económicos para poder solventar la comida y las reparaciones requeridas. Ante esto, Osés le pide apoyo a cualquiera que quiera hacerlo por medio de Twitter.

«Estamos pidiendo ayuda del que pueda, que hagan donaciones. Eso es clave. No pierdo la fe en las personas, la gente es terriblemente solidaria. No tenemos ningún sponsor, así que gracias a la solidaridad de las personas es que podemos salir adelante», comenta Osés.

Si deseas ayudar esta causa, los cuidadores ponen a disposición de todos su correo electrónico: [email protected]

Comentarios