Reynosa hace presencia nacional

0
50
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Humberto Gutiérrez.-

  • Reestructura la administración municipal,
  • Ejemplo para Tamaulipas y la nación,
  • El SAT endurece acciones para prevenir el abuso,
  • Sabremos andar en el filo de la navaja fiscal?

 

Con fundamento en la ley de austeridad promulgada por el presidente LÓPEZ OBRADOR y en ánimo de obtener más recursos de la Federación, requisito para los dos mil 440 municipios y los 32 estados.

Aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación para tener derecho a la “bolsa concursable” se requiere atender las reglas de operación.

La Bolsa Concursable para la Inversión Pública tiene por objeto financiar Proyectos de Inversión Pública con mayor impacto y factibilidad en el desarrollo económico de los estados y los municipios.

Entre los más importantes es que atiendan lo dispuesto en Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y de la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, cuando tengan algún componente de  recursos público federales.

Además que tenga en operación un programa de austeridad. La disciplina financiera se aplica a no obtener recursos vía crédito.

Ante esta condicionante la Alcaldesa de Reynosa hizo cambios en la administración pública municipal, hizo posible con la aprobación unánime del Cabildo en pleno de la actualización de la estructura administrativa que redunde en eficiencia, transparencia y eficacia que se traduce en 908 plazas menos con un ahorro de 200 millones anuales

En la reestructuración destacan la fusión de Coordinaciones, de subsecretarías y de la mitad de las direcciones.

Este andamiaje de adecuar la estructura administrativa estuvo a cargo del Secretario Técnico HUGO RAMÍREZ TREVIÑO.

Voy a seguir esta noticia que vuelve a Reynosa estar en primer plano nacional al advertir que los cambios son para mejorar y establecer tramos de control por áreas de responsabilidad.

En otro tema.

Entramos en el último mes del año, hemos de prepararnos para enfrentar nuevos paradigmas en la forma de organización social para dentro de un mes, a partir de enero de 2020.

Fiscalmente nos vamos a ver en un entorno diferente, vamos a estar muy vigilados por el SAT los poseedores de 95 millones de tarjetas de débito y los 35 millones de tarjetas de crédito.

Además de los trabajadores, empresarios, de los jubilados, amas de casa, estudiantes, que se requerirá controles de administración de los recursos recibidos.

Ahora habrá que diferenciar los recursos que son meramente fiscales de aquellos que no son acumulables por lo cual se tenga que pagar Impuesto Sobre la Renta.

Una misión que se antoja imposible para el grueso de la población.

Nada más nos falta conocer lo que dice el reglamento del Código Fiscal de la Federación.

Porque de que esta cañón, sí que lo está.

Sobre todo lo inesperado del cambio de régimen fiscal para todos los contribuyentes mexicanos.

Es diciembre, los especialistas en asesorar las pequeñas y medianas empresas, entre los que me incluyo, estamos a la espera de saber cómo se van a hacer las cosas administrativas.

Porque lo que sé, es que por cualquier motivo de discrepancia será motivo para no dar una opinión positiva del cumplimiento de las obligaciones fiscales, ya no bastará presentar en ceros sus declaraciones o que las operaciones celebradas durante un mes no reflejen lo que tenga registrado ante el SAT, por ejemplo, si usted es una empresa que facturó 120 mil pesos, pero nada más le pagaron cien mil y dispuso vía crédito revolvente o vía tarjeta de crédito, simplemente no le van a cuadrar las cuentas con el SAT, por lo que podría ser llamado arreglar esa “ discrepancia”.

Y ejemplos hay varios.

Las mujeres separadas, las madres solteras o divorciadas trabajadoras que tienen un arreglo informal con el padre de los hijos para que les pase una mensualidad para la manutención van a tener discrepancia.

Existirá a partir del uno de enero un control fiscal total.

Grandes preguntas en mi cerebro abundan, debo conocer como quedarán las empresas familiares a la luz de las nuevas reformas fiscales.

Que son la mayoría de las empresas registradas en nuestro país, mas del 85% y cómo determinar una planeación fiscal de acuerdo a los nuevos ordenamientos.

¿Qué pasará con las empresas de Outsourcing?, muy utilizadas en los últimos años por el sector público y por los grandes empresarios.¿Qué pasará con herencias, fideicomisos y préstamos? Con los Socios operativos y sus responsabilidades ante el SAT. Cuándo y en qué condiciones se aplicará la Ley de Extinción de Dominio o la Ley Antilavado, cuándo y en qué términos se estará ante la evasión fiscal para equipararse con el crimen organizado, requiero saber cuándo se estará ante la cancelación de sellos por el SAT, que prohíbe a las empresas facturar.

En el próximo año 2020 va a ocurrir una transformación de la cultura fiscal, del cumplimiento de las obligaciones fiscales estará el SAT advirtiendo, corrigiendo, descubriendo “discrepancias entre ingresos y gastos” emitiendo avisos de corrección, realizando auditorías digitales, tal pareciera que estamos frente a otro tipo de terrorismo: El fiscal.

Me queda claro que el SAT no solamente va en contra de las empresas outsourcing, va en contra del uso de más en el efectivo ganado por todos aquellos que tengamos un Registro Federal de Contribuyentes ante el SAT.

Creó que volveremos al manejo de efectivo, como antes, al manejo informal de la economía, como antes, porque simplemente no nos gusta estar vigilados.

Y a la autoridad ¿quién la vigila? No se puede equiparar también al crimen organizado?

De lo que se trata fiscalmente es que al usar las tarjetas de crédito o débito se estará generando una factura instantánea, porque el sistema bancario mexicano tendría años de estar ligando las cuentas al RFC.

Lo que sabemos es que el SAT y los bancos ya se pusieron de acuerdo para comparar los gastos con nuestros ingresos.

Vamos a ver cómo nos comportamos, si vamos a continuar usando el plástico o si procedemos a cancelar las tarjetas; esta situación provocaría grandes pérdidas para los bancos por el cobro de comisiones e intereses por el uso.

Se privilegia el uso de las tarjetas anónimas sin necesidad de dar nuestro nombre u otras formas como el uso del efectivo.

Esta situación es producto de la evolución del sistema financiero mexicano, no es nuevo, no es producto del gobierno de la Cuarta Transformación, es algo que se veía venir.

Mi reclamo es porqué no se avisó con tiempo de tener una nueva forma de administrar el dinero percibido para diferenciar con los que no tenga que pagar el ISR.

Mi correo: [email protected]

Comentarios