Exhibieron a Tamaulipas

0
156
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Redacción.-

El 30 de noviembre, en la Cineteca del Centro Cultural Tamaulipas se llevó a cabo la quinta muestra de cortometrajes victorenses “Victoria en Corto” que se realiza con la intención de continuar labrando el camino del cine en Tamaulipas.

Lo anterior mediante la exhibición de destacadas obras realizadas entre 2014 y 2019, que son parte del talento local que ha logrado colocarse en la escena cinematográfica nacional e internacional contemporánea.

Esta fue una gran oportunidad para vernos como sociedad reflejada en pantalla grande, para emocionarnos con estas diversas temáticas y abanico de historias posibles. Con cine tamaulipeco y victorense, se cerró con broche de oro la cartelera de la Cineteca.

Uno de los cortos exhibidos fue “El Águila” (2016) que dirigió Rodrigo Verazaluce Lugo y que narra la historia de un sicario joven que busca cambiar su vida; este corto ha sido exhibido en Los Ángeles, Barcelona y otros estados de la República.

Verazaluce estudió en la Facultad de Artes Visuales de la Universidad Autónoma de Nuevo León y en el año 2000 creó su casa productora Pantallaazul, donde ha creado videoclips, documentales, cortometrajes y spots para televisión.

“Sábado por la mañana” (2014) de Roberto Collado narra lo que pasa durante una mañana cualquiera en una pequeña zona urbana. Este cortometraje fue filmado en su totalidad en la Capital; además ha ganado varios premios en festivales.

Collado Anzaldúa ha participado en más de 30 producciones cinematográficas y también formó parte del jurado del South Texas Internacional Film Festival 2015, tiene una licenciatura en Teatro con especialidad en Cine y Televisión.

Marcos Hugo González dirigió “El Artefacto” (2016) que muestra como en una noche de tormenta, el cuerpo de una criatura alienígena es encontrado por una familia, este ser llevaba con él un extraño artefacto con un mensaje de suma importancia.

Nacido en Ciudad Victoria, Hugo González tuvo desde muy pequeño una influenza por los comics, el dibujo, la música y el cine. Ha producido comerciales, promocionales y todo tipo de proyectos audiovisuales en su propia casa productora.

“Benito y muchos más” (2017) es un cortometraje dirigido por María del Rosario Lugo que más que una historia, se podría traducir en una carta de amor hacia su abuelo quien vivió una vida excepcional y dejó huella en ciento de personas de Jaumave, Tamaulipas.

Rosario Lugo es egresada de la Universidad Pedagógica Nacional; su interés y pasión por contar historias de la región a través del cine, la llevó a tomar cursos y talleres de guión, producción y dirección en el ITCA y otros lugares.

Otro corto exhibido fue “Vamos a Jugar” (2018) de Juan Antonio Rotuno Espino en donde Memito narra una historia increíble para justificar el hecho de que no llevó la tarea… ¿será real lo que cuenta? ¿o simplemente tiene mucha imaginación?

Rotuno cursó la licenciatura en Computación Administrativa de la Facultad de Comercio, y cuenta con maestría en Comunicación Académica en la UAT. Se ha especializado en talleres y cursos sobre cine y cosas relacionadas con este arte.

Dirigido por José Roberto Figueroa, el corto “Los Hermanos Medina” (2016) muestra un poco de lo que era la vida de Fidencio y Delia Medina, dos hermanos exitosos en los negocios y desafortunados en el amor. Hermanos que marcaron a la Capital y crearon una especia de leyenda en torno a ellos.

Figueroa es hijo de destacados periodistas mexicanos radicados en Tamaulipas; siempre curioso por las cámaras aprendió el oficio de realizador cinematográfico en New York Film Academy, donde cursó el programa de realización cinematográfica.

La historia de Pancho tratando de escapar de la pobreza mediante sus puños, es lo que se retrata en “El Sabor de los Nudillos” (2016) de Dante Silva Treviño quien pese a ser licenciado en Finanzas, ha desarrollado con éxito su pasión por el séptimo arte.

También se tuvo la premier de los trabajos de dos cineastas. Por lado estuvieron “Omnia” (2019) y “Permiso a Dios” (2019) de Alba Herrera Rivas; el primero de ellos sobre un hombre que cuestiona la posibilidad de su omnipresencia y el segundo sobre un par de maestros mezcaleros.

“Bajo la Escollera. Amupac” (2019) de Agustín Meléndez Guerra, que muestra como Clara y su amigo de identidad misteriosa luchan por escapar de una base secreta Amupac, la cual es comandada por seres alienígenas.

Comentarios