Los rectores

0
128
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Gerardo Campos.-

Yo he conocido un titipuchal de Rectores…

Aparte del Rector de la Universidad Nacional donde estudié…

Conocí y conozco a la mayoría de los rectores, que de la Universidad de Tamaulipas han sido…

Algunos muy buenos… Otros francamente malos, tirando a deleznables…

Al primero que conocí fue a JESÚS LAVÍN FLORES quien llegara al importante cargo educativo por los dichosos azares del destino, que no por capacidad ni amor a la Universidad…

Hombre suertudo que antes de ser Rector, disfrutaba de una de sus pasiones como lo era el juego de dominó… Muchas y largas noches se la pasaba disfrutando de su pasatiempo con Victorianos reconocidos como El famoso Padre CHAYO, el medico CRUZ TORRE, RICARDO GARCÍA GUEVARA, hermano de uno de los considerados próceres  Universitarios que lograran la autonomía Universitaria y JUAN MANUEL “El Flaco” DÁVILA quien fuera el primer y único campeón nacional de salto de altura que ha dado Tamaulipas…

Antes de llegar a la Rectoría, fue nombrado Magistrado del Tribunal Superior de Justicia, para lo cual hubo de reformarse la Constitución del Estado, ya que JESÚS LAVÍN no daba la edad señalada en la misma…

El rector LAVÍN fue el promotor y gran hacedor de líderes venales, que convirtieron la máxima casa de estudios en el escusado de las Universidades del país, como se lo dije textualmente cuando renuncié…

De las pocas facultades que se salvaban de la ignominia, lo fue la de Administración y Comercio que estaba bajo la Dirección de ENRIQUE ETIENNE DEL RÍO, facultad de donde salieran magníficos contadores y administradores, por los muy buenos maestros que ahí impartían  cátedra…

Época en que el PORRISMO estuvo en todo su apogeo, sin respeto cual ninguno a autoridad alguna, tal como ocurre en estos momentos con los maestros delincuentes que protege y solapa el presidente ANDRÉS MANUEL…

Recuerdo cierta ocasión, en que yendo caminando por la calle, uno de los líderes más importantes, que había sido mi compañero en la escuela secundaria me gritó “Ey cuñao ven tantito” a lo que por la confianza existente acudí… Me pidió que viera hacia la parte posterior del auto, que un porro chofer le conducía… Y vi toda la parte de atrás del vehículo retacada de billetes de la más alta denominación… Y presumiéndolo me dijo, “que te parece cuñao”… Yo guardé significativo silencio y proseguí mi camino…

En esos tiempos, nada más para que se dé cuenta de la falta de respeto que había para la autoridad, se dio el siguiente caso…

El poderoso líder, mi compañero de secundaria, era un apasionado de la poesía… Cierta ocasión, en uno de los restaurantes de moda y de postín de la Ciudad, cenaban y departían dos grupos… Por una parte, los Magistrados del Tribunal de Justicia y por la otra el numeroso grupo de porros encabezados por mi amigo, el virtuoso poeta… Hubo un momento en que el líder emocionado declamaba la parte más hermosa de la pieza, cuando en la mesa contigua el Magistrado TREVIÑO MANRIQUE lanzó una carcajada estruendosa, posiblemente por algún comentario surgido en su mesa… Eso dio motivo a que el grupo porril lo considerara una grave afrenta a su líder… Golpearon tan feamente al Magistrado JOSÉ LUIS TREVIÑO, que estuvo hospitalizado varias semanas…

Fueron épocas nefastas, en que los líderes prostituían a las jóvenes estudiantes Universitarias a quienes drogaban y alcoholizaban sin recato cual ninguno…

Los maestros que no cedían a las exigencias de los líderes, como pasar exámenes a los PORROS borricos, eran corridos sin ningún miramiento…Yo opté por renunciar…

Era tanto su poder, que pusieron en la Procuraduría de Justicia a una de sus gentes y como jefe de la Judicial a un porro a quien le apodaban LA MAGUA, que posteriormente fue detenido y procesado en otro estado de la República…

Los viajes a LAS VEGAS eran cosa común entre la privilegiada clase Universitaria… Los principales accionistas de los grandes CASINOS de las VEGAS eran invitados a la bien montada casa de campo que el rector LAVÍN tenía en LA PESCA Soto la Marina…

Habiendo dinero para dar, prestar y dilapidar….

Fueron tiempos oscuros para la Universidad, en donde muy pocas facultades se salvaron del desastre intelectual…

Tiempos vergonzosos, en que nuestra Universidad estuvo en los últimos lugares del ranking mundial en cuanto a calidad educativa…

En siguiente ocasión trataremos el rectorado de JOSÉ MANUEL ADAME MIER…

 

LO QUE FALTO….

Por un ligero problemilla de cálculo y no precisamente infinitesimal, del diseñador…

Mi pasado comentario sobre LOS MENONITAS salió ligeramente incompleto y RASPADÓN…

En la de por si aburrida columna, hablaba de sus posibles orígenes, así como de sus extrañas como estrambóticas costumbres….

Pero se omitió lo referente a su vida familiar….

Decía Yo, que la mayoría de las mujeres MENONITAS, son hermosas y delgadas cuando jóvenes…

Pero nada más se casan y tienen los hijos que el buen DIOS les mande… Porque esa es una orden divina para los Mormones, que hay que acatar contra viento y marea…

Y como tienen por mala pero ineludible costumbre el NO CUIDARSE, aparte de que el parto debe ser al natural, sin anestesia y practicado por una viejona parturienta de la comunidad…

Las mujeres menonitas a los pocos años de casadas y como consecuencia de no cuidarse, se ponen timbonas tirando a panzonas, perdiendo la grácil figura de antaño…

Sin embargo, el marido que está como tiro y que se conserva girito y  delgadito las sigue respetando, porque el RESPETO a la madre de sus hijos, es parte importante de sus tradiciones…

Sea como sea, los menonitas son un grupo que se distingue en muchos aspectos…

Aparte de su conocida vestimenta de pantalón de mezclilla con pechera, camisa de manga larga a cuadros, cachucha o sombrero campirano y paliacate colorado…

Y de que no practican ningún deporte ni hombres ni mujeres, ya que su único deporte lo es el TRABAJO de campo y la agroindustria sobresaliendo la fabricación de quesos…

No obstante que son extremadamente cerrados en sus relaciones, para con los diferentes grupos sociales que quienes conviven…

El menonita OSCAR GONZÁLEZ GALVÁN es la excepción…

 

CONSUMATUM EST…

 

 

Comentarios