Lo que se dice…

0
144
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

PRIMER TIEMPO.- El Alcalde de Victoria se quedó esperando la invitación para asistir a los eventos que presidió el Gobernador en Ciudad Victoria el día de ayer. Según algunas fuentes, desde el martes pasado tenía a su gente de relaciones públicas presionando a sus similares del Palacio de Gobierno para que les mandaran la agenda y vieran si el Alcalde llegaba solo o se incluía en la comitiva con el mandatario.

Al final, un día antes, la instrucción fue tajante: “El Alcalde no está invitado”. El edil capitalino hizo corajes, según cuentan, sin embargo, no tanto por la invitación negada, sino porque se siente despreciado. Quizás por eso la sesión del Cabildo fue rápida y Xico no quiso dar declaraciones, se encerró en su oficina.

MEDIO TIEMPO.- En el Congreso del Estado ya comenzaron a revisar los proyectos de presupuesto para el año que viene de los diferentes ayuntamientos de Tamaulipas, en donde podrían regresar hasta dos documentos a igual número de municipios por tener inconsistencias en sus partidas, sobre todo porque en esos casos privilegian más el gasto personal de funcionarios que la inversión pública.

En caso de que envíen las correcciones, los cabildos tendrán pocos días para corregirlas y regresarlos al Congreso, sin embargo, la ley protege a la ciudadanía, y entonces tendrían el mismo presupuesto ejercido durante el 2019. Pobres matamorenses y victorenses.

SEGUNDO TIEMPO.- La cancelación de las posadas en las oficinas y dependencias gubernamentales tuvo muy molestos a los empleados, debido a que ya habían hecho gastos, pero sobre todo porque es una fiesta que consideran se merecen. Algunos secretarios, que también se sacaron de onda por la determinación, pidieron la coperacha a los trabajadores para que sí se haga el baile, sin embargo, no accedieron al argumentar que es una obligación de las autoridades. El asunto es que luego de un año de mucho trabajo y de muchos bajones de sueldos y compensaciones, lo concluyen con una estocada más. De verdad, más que molestos, están muy desilusionados.

TIEMPOS EXTRAS.- Otros que también están sacados de onda son los proveedores, porque les pidieron el dinero que habían adelantado para la fiesta, mismo que las autoridades habían desembolsado, incluso, desde hace más de un mes. Otro negocio que se les fue, de los muchos que les han tenido que quitar desde hace ya más de tres años.

PENALES.- Ya pasó el furor por los UBER en Victoria. A pesar de que ya han metido solicitud al menos diez personas más para operar con ese servicio, los victorenses no han usado mucho este sistema. Los cinco autos tienen entre dos y tres pasajes diarios, a pesar de que hay mucha gente que lo consideró una novedad y aplaudieron su llegada.

EN CINCO PALABRAS.- Seguimos siendo una ciudad novedosa.

PUNTO FINAL.- “Con la costumbre casi se forma otra naturaleza”: Cicerón.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios