Un Espino en la fiscalización… o dos

0
142
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

De un tiempo a la fecha, al Auditor Superior del Estado “se le olvida” todo, o casi todo, y los diputados apenas están por aprender.

Ayer que se presentó ante la Comisión -legislativa- de Vigilancia, hubo hasta quienes celebraron, felicitaron y aplaudieron que hubiera ido a verlos, como si no se tratara de una obligación contemplada en la ley, en el último día del término legal para hacerlo y como si los diputados fueran los empleados y el Auditor el patrón, en alguna suerte del mundo del revés.

Total que la mayoría de las tantas interrogantes que traen los diputados, la mayoría les dijo que luego les mandaba una tarjetita con los detalles, “o si no”, como quiera son cosas que están publicadas en la página electrónica del Congreso y de la misma Auditoría, les dijo.

Las suspicacias al aire, tampoco fueron contestadas por el encargado de la fiscalización técnica en el Estado, y aunque más de alguna expresión pretendió ser jocosa, tenía una carga de verdad que no dejaba espacio a la risa, sino todo lo contrario.

En síntesis, al tenor de la presentación del Programa de Auditorías a los entes públicos tamaulipecos para el 2020, JORGE ESPINO ASCANIO, dijo hay seis procedimientos administrativos derivados de las cuentas públicas de las administraciones de LETY SALAZAR y CARLOS CANTUROSAS entre el 2014 y el 2016, que pasado el tiempo, no dan para consignares, ni para exonerarse.

Que del 2017 aun hay cuentas por solventar y del dos mil 18, solo se han concluido las revisiones de 52 cuentas, quedando 132 pendientes, las que se llevarán hasta el último plazo fatal de febrero, para entregarse los estados de resultados.

Y de las ya revisadas, seis presentan inconsistencias, dejando por justificar 27.8 millones de pesos, entre los municipios de Méndez, Victoria, Díaz Ordaz, Jiménez, Camargo y el Instituto Reynosense de Cultura, pero no está seguro si corresponden a los nuevos alcaldes -donde no hubo reelección- o a sus antecesores, en ese que fue un ejercicio compartido.

“Ahí están, publicadas en la página del Congreso y la Auditoría”, repitió a los reporteros, lo que antes le había dicho a los diputados sobre las respuestas que “no traía”, ofreciendo igual luego compartir la “liga”, a quienes no han podido llegar hasta los mentados “informes públicos”.

Las expresiones del Auditor, de un tiempo a la fecha, se parecen a las que acostumbraban procuradores y jefes policiacos locales, en el pasado tortuoso, cuando se les preguntaba sobre los despliegues de la delincuencia organizada.

Cuando decían que “ese no pertenece a nuestro fuerzo”, era signo inequívoco de que habían caído en el campo de ineptitudes o las complicidades, que para el caso resultaba en lo mismo, y así se daba, cíclicamente, en algún momento del avance de la gestión.

Pero este ESPINO y ASCANIO, dicen los decires, no anda haciendo acercamientos, ni trabando pactos con los responsables de los entes fiscalizados; del otro, no podría decirse lo mismo.

La publicación del llamado “Ranking Mitofsky”, de la empresa homónima, que ubica al gobernador tamaulipeco FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA en la posición 14, entre las calificaciones ciudadanas, entre sus pares, no quiere decir que este haya bajado de los lugares privilegiados en que le han ubicado otros sondeos, dentro del top nacional.

Incluso en las comparativas de la misma encuesta difundida, hay factores en los que sigue mejorando la calificación para el tamaulipeco, donde en el último mes mejoró la percepción en rubros como seguridad, situación económica y personal.

El tema de la percepción sobre corrupción es el que tuvo una variación marginal negativa.

Todavía no conozco a alguien al que le hayan preguntado, así que dejaremos la referencia para el anecdotario.

En el municipio de Ocampo, el Gobernador ayer andaba encabezando la brigada asistencial llevada a los vecinos del lugar, a través de la cual se facilita el acceso a los principales programas y servicios que presta el Estado.

En el Congreso, ayer además de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior del Estado, sostuvieron reuniones de trabajo otras comisiones para desahogar dictámenes y aprobar sus programas de trabajo.

Ayer, que también era la fecha fatal para que el Ejecutivo presentara el paquete fiscal del año entrante, incluidas la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, se seguía esperando el arribo del documento entrada la tarde.

Hoy mismo, se ha de celebrar una sesión del pleno extraordinaria -la ordinaria ya se dio el lunes-, para darle entrada a la propuesta fiscal gubernamental y en el acto, citar a las comisiones revisoras para emitir el dictamen respectivo, a más tardar mañana mismo.

La idea es que el viernes vuelva a sesionar el pleno y ahí votar el paquete, con lo que se consumará la agenda de temporada -mandadas las cuentas públicas a febrero-, para dar por concluido el primer periodo ordinario de sesiones del primer año de ejercicio de la actual legislatura.

En la plenaria de este día va a aprobarse las adiciones leídas por el diputado priista FLORENTINO AARÓN SÁENZ COBOS, como si fueran de su autoría, aunque, además de los yerros en la lectura, evidentemente, ni siquiera estuvo consciente jamás de su contenido.

Sin haberlo solicitado los cabildos en sus leyes de ingresos -él dice que fueron los alcaldes a tocar las puertas del Congreso pidiéndolo, aunque nadie los vio y varios de ellos confiesan no haber estado enterados-, se les pretende aprobar el cobro de dos pesos diarios por el servicio de recolección de basura.

El promovente, nacido en El Mante y aquerenciado en Victoria, argumentó que no es algo nuevo, solo que en lugar de darle la propina a los trabajadores del servicio de limpia, ahora lo van a tener que pagar al municipio.

¿Y dónde se acostumbra darle propina a los recolectores municipales de la basura?, se anduvo preguntando a varios diputados; solo los de Reynosa tuvieron conocimiento de ello, quienes celebran que con el cobro de dos pesos diarios, o 60 mensuales, “van a ahorrarse mucho”.

Sesenta pesos al mes es la mitad de lo que la mayoría de los ciudadanos pagan por el servicio de agua potable, como cuota mínima y por supuesto, lo que se hace para llevar el vital líquido a los municipios es mucho mayor a lo que representa recoger la basura.

En Victoria capital, por ejemplo, hay en números cerrados 150 mil hogares, que multiplicados por 60 pesos, significan ingresos extraordinarios al municipio por el orden de nueve millones de pesos, con los que, en un año -108 millones de pesos- podrían comprar cerca de cien camiones recolectores.

La administración anterior, de OSCAR ALMARAZ SMER compró 34 camiones y con ellos prestó el servicio al cien por ciento durante toda su gestión; en cuanto llegó XICO anunció que por falta de mantenimiento, en menos de un año se los iba a acabar.

Pues así cómo.

A TINO SAENZ les ha llovido no solo por los ciudadanos; distinguidos militantes de su partido le han estado reprochando la presentación de la iniciativa, además de insultante, fue de procedimiento y marco legal.

Comentarios