Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Monterrey, 13 Dic (Notimex).- El Consejo Estatal del Transporte se declaró en sesión permanente, con lo que se pospone la decisión sobre las tarifas y, a decir del gobernador Jaime Rodríguez Calderón, buscarán opciones con tal de evitar el incremento.

Los miembros del organismo estuvieron reunidos por espacio de dos horas en la Torre Administrativa, en la que se esperaba que fuera la última sesión del año.

Previamente, la diputada Julia Espinosa de los Monteros Zapata había señalado que el voto en representación del Congreso sería en contra, y por su parte las cámaras empresariales aseguraron que se abstendrán de votar, mientras que los empresarios transportistas reiteraron que el incremento debe de ser de hasta 47 por ciento.

«Venimos con la propuesta de la Comisión de Costos del 16.7 por ciento. No es ningún aumento, es una actualización de costos».

«Están reconociendo lo que ellos consideraron que era la inflación. Lo que arroja la fórmula es del 47 por ciento. Vamos a empezar a platicar con las autoridades. Está muy difícil, tienen que entender que las cosas cuestan», opinó el empresario Hernán Martínez.

Al no haber llegado a un acuerdo, Rodríguez Calderón dijo que volverán a reunirse, sin precisar la fecha, para continuar analizando opciones distintas a lo solicitado por los transportistas y a favor de la economía de los trabajadores.

«Dejando a un lado el tema de la tarifa, estamos en sesión permanente, hay varias propuestas en el sentido de que el usuario está pendiente, creímos que no es conveniente, no es decisión de una votación.

«La idea es que encontraremos una solución. Hay una propuesta de los empresarios, ellos están dispuestos a mejorar el sistema, hay una postura de los organismos representantes del Consejo de no condicionar la tarifa si no se da la mejora. Y hay una intermediación del gobierno, se van a discutir algunas decisiones técnicas», explicó el mandatario estatal.

Por su parte, la activista Rocío Montalvo cuestionó que siguiera suspendida la moneda del incremento, pues consideró que si el gobierno propondrá alternativas, debería haberlo negado desde un inicio.

«Como ya estamos ‘escamados’ (tememos) que en un ratito se de marcha atrás. Si estamos hablando de una solución de fondo, darle esa tranquilidad al ciudadano de que no va a haber aumento y de ahí convocarnos, de lo contrario estamos con esa desconfianza, el usuario no tiene una certeza al respecto», consideró la lideresa de Únete Pueblo.

El transporte público en el estado de Nuevo León es de 12 pesos por persona en la actualidad.

Comentarios