Revisando algunas problemáticas de Morena

0
26
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Héctor F. Saldívar Garza.-

El partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) como es del conocimiento público, sólo cuenta con cinco años de haberse constituido, y actualmente sus problemas son múltiples.

Dentro de las situaciones conflictivas que se aprecian en su entorno, revisaremos algunas ofreciendo una explicación al lector, con la finalidad de que comprendan en parte esta situación.

Por principio debemos tener muy claro en nuestra mente su origen, las razones por las que se propició y también las dificultades que presenta en su desempeño.

Es de reconocerse que Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien lo creó primero sólo como movimiento, el dos de octubre de 2011; ha sido un líder con pensamiento social decantado hacia la izquierda del espectro político y como dirigente fuerte, su pretensión desde el inicio de su carrera política fue llegar a ocupar la Presidencia de la República, para intentar lograr su objetivo político ideológico.

AMLO compitió para lograr la presidencia en el año 2006 y 2012. En la primera ocasión, los resultados le fueron adversos alcanzando sólo un empate técnico, por una diferencia de escasos votos, no obstante el gran desplazamiento de acciones ilegales del partido en el poder y los apoyos recibidos de amplios sectores económicamente poderosos.

La sociedad manifestó una gran inconformidad con los resultados, realizándose marchas muy significativas por la cantidad de personas que participaron. Todo ello con el ánimo de lograr convencer a las autoridades correspondientes de que se revisaran los votos en cada una de las casillas, pero no fue posible su aceptación y finalmente procedió la derrota.

En el año 2012, con una izquierda fracturada dado los arreglos políticos que el presidente en turno Felipe Calderón logró, volvió a perder, siendo evidente nuevamente una oleada de recursos económicos que se otorgaron en apoyos diversos a los grupos más vulnerables, para convencerlos de apoyar a Enrique Peña Nieto en su afán de convertirse en presidente de la república.

Ante una realidad sumamente complicada para ganar la primera magistratura del país, en virtud del resquebrajamiento de los partidos políticos; AMLO ideó crear un movimiento social que estuviera por encima de ellos, pudiendo incorporarse personas de cualquier agrupación, o de la sociedad civil, siempre y cuando no tuvieran antecedentes sociales o penales negativos. Quizá pensó que para aceptar su triunfo la oposición, este tenía que presentarse contundente y asimismo, era prudente integrar personas de los diferentes sectores para despertar confianza en la sociedad de lo diáfano de la intención.

El sector empresarial resultó activo en la creación y posterior participación electoral de MORENA. Uno de sus dirigentes que apoyó con creces el proyecto presidencial de AMLO fue Alfonso Romo, empresario regiomontano quien cabildeó intensamente con gran cantidad de sus iguales, para impulsar la idea y conducirlo al triunfo.

El movimiento al tornarse en su momento en partido político, generó que algunas agrupaciones resultaran muy afectadas por la renuncia de múltiples miembros, para integrarse a la nueva organización. Un ejemplo fue el Partido de la Revolución Democrática (PRD); y otro tanto sucedió con el Partido del Trabajo (PT).

Después de oficializarse el movimiento como partido, nombró candidato a la presidencia a AMLO y realizó una campaña profunda en todo el país, con lo cual se entrelazó poderosamente con la sociedad mexicana.

Esta intensa actividad política unida a múltiples errores y abusos del presidente en turno Enrique Peña Nieto, más la profunda corrupción y pobreza existente, contribuyeron para que su campaña política resultara un gran éxito, y finalmente con la obtención de un triunfo arrollador, no hubo oposición a aceptar la derrota por parte de los demás partidos participantes, sin embargo al ver con claridad su proyecto de nación representado por la cuarta transformación, los grandes grupos político económicos se organizaron para frenarle el ímpetu, bloqueándole cotidianamente sus acciones gubernamentales, convirtiendo este régimen en un gran caos.

Es de pensar que a estas alturas del artículo, ya debe estar claro que el Movimiento y posterior partido MORENA, lo ideó AMLO como última oportunidad de arribar a su objetivo, pero además porque estaba convencido que el neoliberalismo debe contrarrestarse y pensaba realizarlo a través de una organización nueva donde su liderazgo no fuese cuestionado, en cuanto a los lineamientos que tuviera programados. La razón de ubicarse en contra de este modelo capitalista, es por los magros resultados que se han obtenido a través de la ejercitación de sus principios, los cuales han afectado al país en múltiples ámbitos.

Entre lo más significativo que ha generado el neoliberalismo podemos enunciar el incremento de la pobreza, desempleo, subempleo y el comercio informal. Por otra parte también, se intensificó la promoción de salarios indignos, que no satisfacen las necesidades más elementales de una familia.

Al respecto puede observarse que no obstante el incremento al salario mínimo en un 16 por ciento, que concedió el Gobierno federal, somos un país donde este resulta de los más bajos de América Latina. Es vergonzoso, pero en dólares equivale a 150, siendo superado por países centroamericanos como Nicaragua y El Salvador, por citar algunos que representan economías pequeñas, de escaso potencial.

En cuanto a lo enunciado, consideramos que en la medida de lo posible el gobierno debe pugnar por superar esta crisis y hacer equipo con otras  naciones que piensen de manera similar, para mediante un solo frente gestar negociaciones con las empresas trasnacionales, donde resulten mejor librados los intereses de los sectores laborales latinoamericanos.

El accionar en sí del régimen de AMLO no ha resultado sencillo ni continuará facilitándose, porque es evidente que las problemáticas están demasiado acentuadas y los grupos opositores coludidos en torno a las situaciones conflictivas perviven sumamente unidos y en ofensiva para mostrar poder.

Por si esto no fuera suficiente, del exterior del país, de una manera discreta,  organismos internacionales que apoyan la política internacional del gobierno norteamericano también han mostrado su tendencia, buscando desprestigiar a nuestra nación.

Además de lo afirmado, dentro de las problemáticas que también están afectando al partido MORENA y por lo tanto al Gobierno federal, debemos incluir ciertas decisiones de miembros destacados del partido o del gabinete, con respecto a recomendaciones que realizan para posiciones administrativas o políticas en las diversas entidades de la república.

Quienes estamos comprometidos con el nuevo régimen y deseamos salir adelante en el compromiso de legar un México mejor a las nuevas generaciones, proponemos una revisión exhaustiva del proceder mostrado por las personas que se pretenda incorporar en posiciones de jerarquía, para acertar en las decisiones. Es prudente que los nuevos servidores públicos sean personas preparadas, con buena reputación y una trayectoria profesional y política que refuerce en sus propósitos a la presidencia de la república y al partido MORENA. Tengamos siempre presente que las elecciones se ganan con votos y estos deben obtenerse con el servicio dedicado a la sociedad y principalmente a los más carenciados, para lograr que al discurso del tiempo la equidad se manifieste.

 

 

Comentarios