El 2021 marcará la pauta para la sucesión

0
41
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Oscar Pineda.-

El 2021 será un año políticamente muy importante para Tamaulipas, dado que se renovarán los 43 ayuntamientos, las 22 diputaciones locales y al mismo tiempo se elegirán diputados federales.

Los escenarios son muy interesantes, ya que el ganador de la contienda podría perfilarse como favorito para ganar la gubernatura en el 2022.

De entrada, todo hace suponer que la pelea será entre el PAN y MORENA; con el PRI como aliado cualquiera de los dos.

Los panistas saben de la importancia de esta elección y tienen claro que no pueden darse el lujo de perder las alcaldías de Tampico, Altamira, Victoria, Nuevo Laredo y, por supuesto, la joya de la corona, Reynosa.

Pero tampoco le pueden conceder ningún tipo de ventaja a MORENA en el Congreso local, puesto que se trata de la salida del régimen y un Congreso en contra sería un verdadero cadillo.

En el caso del Congreso local, es probable que el PAN salga a las elecciones con el mismo cuadro con el que arrasó. Si acaso algún cambio, porque alguno de los diputados vaya en la boleta para la alcaldía.

En cuanto a las diputaciones federales, seguramente veremos en acción a personajes como GARZA DE COSS, EL CACHORRO, KIKO ELIZONDO y no descarten al subsecretario ÁLVARO BARRIENTOS.

Por su parte, los de MORENA no han entendido que el primer paso es dejar las rencillas a un lado, unirse en torno a un proyecto y de ahí partir,

Pareciera como si le siguieran apostando todas las canicas a la figura presidencial, cuyo desgaste es tan inevitable como natural.

En el caso de los priistas, saben que están frente a la posibilidad de recuperar algunas de las alcaldías perdidas; entre ellas la Capital, Ciudad Victoria.

Son jugadores veteranos, con olfato y colmillo retorcido, por lo que se moverán sobre seguro, sus baterías estarán focalizadas a los municipios y distritos en donde sientan posibilidades.

Ahora bien, en el río revuelto los priistas, si no salen con alguna onda rara, podrían ser los más favorecidos, puesto que podrían recuperar posiciones en el Congreso local, el federal y las presidencias municipales, lo que les daría oxígeno.

 

EL PERSONAJE

Hoy dedicaré este espacio al colega CARLOS SANTAMARÍA, quien recientemente partió de este mundo.

Conocí a CARLOS cuando llegué a vivir a Victoria hace ya casi dos décadas.

Curiosamente, aunque él era periodista también, yo lo busqué en su calidad de servidor público. Era en ese entonces el presidente de la Asociación de Diabéticos de Tamaulipas.

Recuerdo que siempre fue muy atento y con mucha disposición para conversar.

Alguna vez compartimos comentarios sobre su travesía en EL CAMINO DE SANTIAGO, fue muy emocionante leer lo que relataba.

En Tamaulipas hay periodistas que merecen ser reconocidos y CARLOS SANTAMARÍA es uno de ellos. Desde aquí mi abrazo solidario a sus familiares.

A quienes fueron sus alumnos en la UAT les digo: No lo olviden, porque además de la fotografía le apasionaba enseñar a las nuevas generaciones de comunicadores.

 

POSDATA

Les invito a que me sigan en Twitter @oscarpineda78 ahí nos vemos para seguir platicando.

Comentarios