Hay poca disponibilidad de agua en las presas fronterizas

0
44
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
Los bajos niveles de agua que registran las presas, como la Falcón, daría lugar a que solo se siembre sorgo en el ciclo otoño-invierno, al no haber líquido suficiente para el riego del maíz, confirmó Ariel Longoria García.

El Secretario de Desarrollo Rural explicó que si bien las siembras de temporal, iniciadas el pasado 20 de diciembre, van caminando, hay productores que le tienen respeto a las bajas temperaturas y, por lo tanto, empezarían dentro de una semana.

Reveló que en los sembradíos del distrito 025, en la zona norte, los niveles de almacenamiento de agua de las presas internacionales solo alcanzan para un plan de riego, algo que no es suficiente para todo el cultivo.

“La mayoría sembraría sorgo, al no haber agua suficiente para maíz, este 20 de enero empiezan riego otoño-invierno, pero muchos productores saben que solo se cuenta para el riego de asiento y por tanto, dejarán de sembrar de temporal, con el objeto de seguir guardando la poca agua que se tiene en presas como la Falcón”, sostuvo.

Confirmó que la superficie de siembra para maíz se va a reducir en alrededor de unas 30 mil hectáreas, de las 70 mil que regularmente se destinan para ese cultivo, después de sostener una reunión con productores del distrito de riego 025.

“Había la expectativa de sembrarse de maíz en aquellos lugares en donde se tenía muy buena humedad, sin embargo, es difícil atender un cultivo debido a que se requiere bastante agua, se requieren cuando menos de un riego de asiento y mínimo dos de auxilio, poniendo todavía un poco de riesgo”, estableció.

Al final de cuentas, consideró que será decisión del agricultor, pero la gran mayoría prácticamente se cerrarán en casi las 700 mil entre riego y temporal de sorgo.

Longoria García recordó que el 2019 fue un año por demás seco, en el que se registraron escasas precipitaciones pluviales que no alcanzaron a elevar los niveles de almacenamiento de agua.

Al no disponerse de lo suficiente, admitió que solo alcanzaría para un riego y no habría más para el de asiento.

 

Comentarios