A Olivia le faltan espinacas en Derechos Humanos

0
89
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

Se llama Olivia Lemus, y es la titular de Derechos Humanos en Tamaulipas. Pero su trabajo es  meramente burocrático, muy de alfombras y aire acondicionado, muy alejada del pueblo y de sus  derechos más elementales. Ayer le llamé al dirigente de los grupos de desaparecidos en Tamaulipas, Guillermo Gutiérrez Riestra, para que me diese su punto de vista en torno al trabajo de esta respetable dama, y me dijo lo siguiente:

–He ido tres veces a solicitarle audiencia, y jamás me ha recibido.

Y es que Memo Gutiérrez Riestra, el congruente activista de las movilizaciones y las demandas más lacerantes en materia social, no viste de traje y de corbata. No es un gentleman precisamente, y es muy probable que por ese motivo doña Olivia no lo quiera recibir, pues el dirigente del comité de desaparecidos huele a pueblo. Aunque pulcro y bien aseado, Memo no tiene el glamour que se requiere, para obtener una audiencia con madame Lemus.

Llegados a este punto, me preguntarán ustedes, que tienen qué ver los señalamientos de estos párrafos con el título de esta colaboración, donde digo que a doña Olivia le faltan espinacas. Bueno, les explico: seguramente que todos recuerdan el nombre de la novia de Popeye, en la conocida tira de historietas. Se llama Olivia, y el alimento preferido del famoso marinero son las espinacas, mismas que le dan mucha fuerza, para emprender todo tipo de hazañas.

Pues bien, a Olivia le hace falta justamente eso: enjundia, fuerza y brillar con luz propia, pues ya no es la misma activista de los tiempos opositores. Hoy, como que se ha dejado caer en el mullido sillón de la molicie y la desidia.

Este tipo de actitud ha generado que en algunos medios muy representativos de la región centro de Tamaulipas, como lo es la ORT, aseveren que “el trabajo de dicha comisión es limitado”, y de que no va más allá de un “módulo de recepción de quejas”.

En la Editorial de Hoy, que es la voz más representativa de esta empresa radiofónica, y que está a cargo de la periodista Claudia Vázquez, se asegura que “es la historia de siempre”, y que “no beneficia en nada a los tamaulipecos”.

“Interesante sería, dice la comunicóloga en su crítica, que la titular estatal de los Derechos Humanos informara que tal o cual acción que emprendió, mejoró la vida del quejoso o le devolvió la confianza sobre la autoridad”.

Coincidimos en que la Comisión de Derechos Humanos carece de facultades, para realmente atender con eficacia el espinoso asunto de los derechos fundamentales de las personas.

Siendo así, debería darse una reforma sobre la materia, porque en la actualidad la dependencia de doña Olivia solo sirve, como el famoso ITAI, para gastarse verdaderas fortunas presupuestales. Servir como figura ornamental en videos y fotografías oficiales, pero sin resolver los problemas torales de los tamaulipecos.

O sea…sí, a Olivia y a su comisión les faltan dientes…y muchas espinacas.

 

EL TRASLADO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE ADUANAS A NUEVO LAREDO, TAREA PENDIENTE

A finales de mayo del año pasado, el senador Ricardo Ahued Bardahuil fue designado por el presidente AMLO como nuevo Director General de Aduanas en el país, esa dependencia, que según todos recordarán, se iba a trasladar a Nuevo Laredo, como parte de la descentralización administrativa, impulsada por el actual Gobierno federal.

Sin embargo, hasta ahora nada se ha dicho de este asunto, y la Dirección General de Aduanas, por donde pasa diariamente, muchísimo dinero, sigue funcionando desde la CDMX. ¿Será que finalmente el Presidente no vio en este caso específico, condiciones adecuadas para descentralizar?

 

QUE RICARDO ORTIZ ESTRADA, QUE RENUNCIÓ A SCT, ERA GENTE DEL GOBERNADOR CABEZA, Y SENTÍA QUE NO LE DEBÍA NADA A AMLO

La caída de Ricardo Ortiz Estrada no sabemos con exactitud a qué obedezca, pero lo cierto es que era gran amigo de su antecesor en el cargo, William David Knight Bonifacio, el famoso suegro de oro de Roberto Gil Zuarth (casado con Elia Mary Knihgt Corripio) y apadrinado por el gobernador Cabeza de Vaca. Knight Bonifacio había estado en el gobierno veracruzano en los tiempos de Javier Duarte, y conoce muy bien a quien lo sustituyó, el recientemente renunciado Ortiz Estrada. Es más, se dice que él lo recomendó.

La pregunta aquí sería si el Gobierno federal obradorista ya está apretando tuercas y busca que sus funcionarios federales en Tamaulipas le sean verdaderamente leales. Ahí te hablan JR…

 

Comentarios