Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Firulais, el perrito que trabaja en el área de vigilancia de la Central de Autobuses de Ciudad Mante, fue encontrado envenenado en una banqueta, por lo que fue trasladado a un veterinario por sus compañeros de trabajo y pasajeros de la central.

Fue este jueves por la mañana cuando la noticia del can conmocionó a toda la ciudad tamaulipeca, ya que su estado de salud fue reportado como grave pero estable luego de que alguien lo alimentó con intenciones de matarlo.

El perrito fue adoptado por los trabajadores del lugar e incluso por activistas en pro del derecho de los animales, quienes le dieron uniformes de la empresa a su medida, destacando que, está es la segunda vez en que Firulais recibe un ataque, luego de que otra persona intentó arrojarlo a un canal.

Con Información de: Milenio

Comentarios