Coronavirus

0
28
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Adriana Heredia.-

El pánico en México no ha permeado aún, como hace una década en donde los cubrebocas, los antivirales y los multivitamínicos se agotaron en las farmacias a causa del virus de la influenza H1N1 que no sólo causó temores a enfermarse si no que además cobró miles de vidas en nuestro país, una variante de los virus de la influenza, tal y como sucede hoy con el coronavirus.

Hoy la alerta está dada por esta nueva cepa conocida como 2019-nCoV de los coronavirus, y ya es contagiada de persona a persona,  de material contaminado a humanos o en el consumo de productos cárnicos o sus derivados, de la misma manera que aquel 2019, este virus en la mayoría de los casos causa una enfermedad con síntomas moderados y sólo en algunas personas puede llegar a desarrollarse una neumonía y la muerte.

Entonces, regresamos a aquella alerta de hace una década donde la higiene tiene un papel fundamental en la prevención, el lavado de manos, el uso de gel antibacterial y de cubrebocas en su momento ayudarán a prevenir el contagio, porque al tratarse de una nueva cepa no existe una vacuna contra esta que puede ser una enfermedad mortal si no se toman las medidas necesarias ya que los síntomas se pueden confundir con un catarro, los coronavirus es una extensa familia de virus que pueden provocar desde un resfriado común hasta el Síndrome Respiratorio Agudo Severo.

La educación cibernética desde aquella alerta por el H1N1 ha cambiado, en cierto aspecto para mal, porque los memes sobre el Coronavirus, y la desinformación están a la orden del día, y tomando en cuenta que hasta este miércoles ya se contabilizaban diecisiete muertos en China a causa de este virus y doscientas personas contagiadas tan sólo en ese país, más la propagación a tres países con casos ya confirmados ante la Organización Mundial de la Salud como son Japón, Tailandia y República de Corea, se puede definir que es necesario que los cercos sanitarios crezcan más rápido que la confirmación de los nuevos casos.

La nueva variación del virus aún se encuentra en estudio para determinar el sector de la población a la cual ataca con mayor frecuencia, el rango de edad y las condiciones de salud que tenga el paciente que puedan agravar los síntomas y llegar a morir, y por supuesto en su momento la creación de una vacuna para evitar su propagación.

El haz de este reflector indica que, sin ánimo de causar pánico sí debemos de ser cuidadosos con nuestra salud y aunque no está definida la edad siempre se debe de extremar la precaución en los grupos de riesgo, tanto en menores de edad y personas adultas mayores como en aquellas personas que tienen enfermedades crónico degenerativas como otras condiciones de salud que puedan agravar los síntomas que van desde fiebre, tos, dificultades para respirar, dolor muscular, problemas gástricos, diarrea, malestar general y neumonía, acudir inmediatamente al médico en caso de tener algunos de esos síntomas y haber estado en contacto con algún caso confirmado o con alguien que recientemente viajó a China, recordar que nuestros cuerpos son diferentes y no reaccionan igual a las enfermedades, prevenir no cuesta nada.

[email protected]

Twitter: @adriana_heredia

Facebook: @adrianaherediaperiodista

 

 

Comentarios