Operan a su hija de 5 años y dejan un tornillo por error

Después de unos meses, al revisar sus registros médicos, incluida una tomografía, se descubrió que al parecer tenía un tornillo incrustado en la mandíbula

0
156
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Kayla Hilbert, con cinco años de edad y originaria de Bennett, Colorado, nació con una mandíbula anormalmente pequeña y un paladar hendido que dificultaba su alimentación y respiración.

Por esta razón la pequeña tuvo que someterse a ocho cirugías, en una de las cuales le fue retirado un tornillo que se quedó ahí por error.

Kayla tuvo una sonda de alimentación hasta que cumplió un año, se le tuvo que cortar el hueso de la mandíbula de ambos lados y atornillar las placas, señaló su madre Amber Hilbert.

Después de unos meses, al revisar sus registros médicos, incluida una tomografía, se descubrió que al parecer tenía un tornillo incrustado en la mandíbula a lo cual señalaron los médicos que lo más probable es que fuera un tornillo dejado allí por su mandíbula cuando era bebé.

A lo que la madre de Ambert respondió estar sumamente molesta por la respuesta.

Al final el tornillo fue removido en octubre pasado y ahora la madre de la pequeña Kayla está pensando tomar medidas legales contra los responsables, además de aconsejar a los padres que revisen los historiales médicos de sus hijos.

Con información de: ayojon.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Tatuarse la ceja podría causar daños a la salud

Comentarios