¿Se vislumbra nube de chapulines a favor del PAN?

0
74
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

Como en su tiempo lo hizo el PRI, de seducir políticamente a figuras de otros partidos, hoy el Partido Acción Nacional está empezando a cooptar hacia sus filas a cuadros externos, como es el caso reciente del diputado federal Mario Ramos, del Movimiento Ciudadano.

Sin embargo, para algunos suspicaces, el chapulineo que se pudiese dar en favor de Acción Nacional apenas podría estar iniciando, pues ya se sabe de algunos diputados locales del PRI, que no salen de Palacio de Gobierno.

Dicha conducta política es hasta cierto punto natural, dado que en Tamaulipas, el dueño de la canasta de la nómina y del presupuesto es el PAN-gobierno; sin embargo, esto no es bien visto por la ciudadanía, misma que siempre se ha manifestado en contra de todo lo que huele a chapulineo.

La gente de la calle ve este tipo de fenómenos, como una evidencia de que los personajes que transitan por el poder, quitándose y poniéndose camisetas, no son dignos de tener la confianza de nadie.

Pero en fin, veamos, para efectos de análisis, cuál es la estrategia que descansa en el fondo de este movimiento, que por un lado deja al MC sin un legislador federal, y por el otro parece fortalecer al panismo en Tamaulipas. ¿Lo ayudará realmente? ¿O solo se trata de darle un golpe mediático y de imagen a la ola naranja de Gustavo Cárdenas en el estado?

¿Habrá en puerta algunas otras renuncias en partidos diferentes al PAN, en Tamaulipas? ¿Lo de Mario Ramos y su desmedida ambición personal será apenas la punta de un iceberg que yace en el ambiente político tamaulipeco, y que más temprano que tarde habrá de manifestarse y salir del clóset del oportunismo militante?

 

INE: ¿QUÉ PASARÁ CON EL ÁRBITRO DE LA DEMOCRACIA?

En los primeros días de abril se vence el plazo para que cuatro consejeros del Instituto Nacional Electoral, que preside Lorenzo Córdova, concluyan su periodo como integrantes de dicha institución. Los mencionados funcionarios vienen de la etapa peñista, cuando no había un partido hegemónico y las posiciones del máximo órgano electoral eran negociadas entre las cúpulas de la partidocracia. Pero hoy, el morenismo y sus aliados tienen suficiente fuerza como para quedarse con todo el pastel.

¿Qué pasará? ¿Les ganará la tentación de convertirse en la aplanadora, al estilo del priismo de los viejos tiempos? Para algunos observadores del tema, que ya desde ahora se vaticina complejo y con una elevada temperatura política, el reciente nombramiento de la titular de Derechos Humanos en el país podría ser un parámetro o un indicador de que el morenismo va a hacer valer su calidad de fuerza preponderante en el nombramiento de los cuatro nuevos consejeros del INE.

O sea, buena parte de lo que pueda suceder en el 2021, podría estarse definiendo ya en este 2020, pues si la llegada de los cuatro nuevos consejeros del INE es notoriamente a favor del obradorismo, podríamos decir que la oposición la va a tener muy cuesta arriba, eso sin contar que la mayor parte de los gobernadores del país traen una calificación ciudadana bastante baja. Aunque, en esta misma materia, los números del Presidente tampoco se salvan del desgaste, con un 67 por ciento de aprobación.

 

ZAFRA INFORMATIVA

El gobernador Cabeza de Vaca acaba de realizar una gira por la región del cuarto distrito. Llevó consigo el mandatario a casi todo su gabinete y a todo un equipo de prestadores de servicios en materia de salud, de gestoría, de vivienda, de obras. Presumió CV que estos no son tiempos de elecciones, pero que en su gobierno se trabaja ininterrumpidamente. Y sí, efectivamente, se ve en las imágenes difundidas, que el poder de convocatoria ciudadana de CV es elocuente.

Hasta ahora Cabeza está manejando bien la política interna del estado, especialmente en lo que se refiere a su relación con los grandes núcleos sociales, aunque hay momentos en que una acción del tema duro de la inseguridad, como la del joven asesinado en Río Bravo, echan por la borda, mediáticamente hablando, todo un esfuerzo de la institución estatal.

Situaciones similares le ocurrieron en su momento a gobernadores del PRI, aunque de una manera más marcada, pues por cada buen punto que se anotaban en el tema social, los apaleaban con diez acciones de inseguridad.

En el caso de Cabeza, nos parece que hasta ahora ha salido victorioso del rubro incómodo, y al menos en lo que se refiere a las instituciones ya logró que un subsecretario del gabinete federal obradorista lo reconozca como un mandatario que ha logrado mejorar la situación en Tamaulipas, en relación a como la encontró en el 2016.

 

Comentarios