Se quedan sin quimioterapias niños con cáncer

0
66
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

La guerra de vencidas en el tema de la salud, que desde hace meses se mantiene entre el Gobierno federal y el Gobierno estatal, ya está cobrando las primeras víctimas inocentes. En este caso se habla de 22 niños tamaulipecos con cáncer, mismos que estarían padeciendo el desabasto de fármacos como el llamado Vincristina, utilizado en las quimioterapias que se les suministran a los menores afectados por este problema en la entidad.

La información apareció desde este fin de semana en diarios de circulación nacional, como el Sol de México, un medio que publica los testimonios y declaraciones de los familiares de los infantes enfermos, y que presuntamente se encuentran desamparados en lo que se refiere al suministro de medicamentos.

“Pónganse en nuestros zapatos, el cáncer es una enfermedad muy dura, difícil, cada recaída es más difícil poder sobrevivir”, externaron padres de familia, quienes se duelen de la cruda problemática por la que atraviesan en el hospital “Carlos Canseco”. Al mismo tiempo se habla de que en los hospitales públicos se empezarán a cancelar quimioterapias y radioterapias.

De acuerdo a un diagnóstico sobre esta angustiosa situación, formulada por expertos en el tema, de darse la suspensión de medicinas utilizadas en el tratamiento contra el cáncer, podría ocurrir la muerte de pequeños pacientes de entre cuatro meses y 17 años de edad, que actualmente son atendidos en este nosocomio.

Hace unos días, el grupo de padres de los 22 menores se manifestaron en las afueras del hospital, y lanzaron un grito desesperado de ayuda, así como reclamos para que las autoridades se hagan cargo del asunto y resuelvan a la brevedad un problema que no puede esperar más.

Los afectados señalaron que al desaparecer el Seguro Popular han tenido que costear por cuenta propia diversos insumos, entre ellos gasas, alcohol y equipos para quimioterapias. “Es una situación que conforme avanza el año 2020 se vuelve cada vez más desesperante”, indicaron.

Los testimonios de los niños enfermitos con cáncer son realmente desgarradores:

Una de ellas, Ana Areli de diez años, recibiría su última quimioterapia en los primeros días de febrero, después de dos años de lucha contra el cáncer, sin embargo, al llegar a lo que se considera como el último jalón, y a punto de darla como vencedora de la enfermedad, ahora resulta que no hay medicinas para cerrar con éxito su tratamiento. Su tragedia es narrada por su madre Ana Lidia Guzmán, entre lágrimas.

Ante situaciones como esta y muchas más, donde está de por medio la vida de seres pequeños e inocentes que tienen derecho a vivir, todos se preguntan: ¿Cómo es posible que la guerra política entre dos esferas de poder provoque este tipo de situaciones, en las que los menores con cáncer sufren peligrosas recaídas por culpa de la politización del tema de la salud?

De acuerdo a lo que se especifica en la información dada a conocer por el Sol de México, y que fue publicada originalmente en el Sol de Tampico, los tratamientos contra el cáncer en los hospitales tamaulipecos ya empezaron a originar fuertes costos. Y no hay nadie a la vista que asuma la responsabilidad.

El pasado siete de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró a manera de reto o de advertencia: “Vamos a ver quién es quién, en servicios de salud”.

Lo anterior lo dijo López Obrador, en una gira por el estado de Guanajuato, donde el mandatario estatal Diego Sinhue, de extracción panista, se ha negado, junto con otros gobernadores de este mismo partido, a afiliarse al INSABI, la institución federal de salud creada por el régimen de la 4T.

En la gira por Guanajuato, AMLO envió un claro mensaje a los gobernadores que se han negado a aceptar el INSABI.

“Ellos, dijo, se harán responsables de garantizar que no falten los médicos, los medicamentos gratuitos y que el servicio de salud sea de calidad”.

“Vamos a cumplir, porque se les van a transferir todos los fondos que por derecho les corresponden, y es hasta mejor que en algunos estados no hayan aceptado. Que voluntariamente hayan dicho: nuestro sistema de salud es eficiente y nosotros vamos a seguir manejando nuestro sector salud. Es como la democracia. Significa competencia, y vamos a ver quién es quién”, dijo el Presidente.

Sin embargo, en nuestra calidad de analistas del tema salud en Tamaulipas, le decimos al Presidente AMLO que la lucha democrática, a la que él se refiere, tiene que ver con la lucha por el poder entre partidos políticos y gobiernos, pero dichos partidos y gobiernos no tienen derecho a jugar con la vida de niños inocentes, atrapados en el callejón del cáncer y las quimioterapias.

En este sentido, tan irresponsable es el Gobierno federal como los gobiernos estatales que están rechazando el Seguro Popular y se aferran a irse por la libre en lo que a recursos presupuestales se refiere.

 

ZAFRA INFORMATIVA

En Ciudad Madero, las familias de este municipio se dieron cita en la plaza “Isauro Alfaro”, donde participaron en un convivio colectivo con motivo del Día del Amor y la Amistad. De esta manera, el ayuntamiento que preside Adrián Oseguera Kernión sigue impulsando acciones encaminadas a fortalecer el tejido social.

Mientras tanto, en Matamoros, después de 18 años de esta solicitando a varias autoridades municipales, sin obtener éxito, los habitantes de la colonia STIRT fueron apoyados en sus peticiones por el alcalde Mario López Hernández, que les hizo entrega simbólicamente de dos lotes, de los 152 que integran dicho asentamiento humano. Y que próximamente serán entregados a las familias peticionarias.