Hombre con discapacidad adopta perro discapacitado

0
49
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Esta historia se volvió viral en redes sociales acerca de un perrito paralítico, de nombre Bandit, que no lograba encontrar una familia definitiva debido a que su condición y los cuidados que requiere por ella, espantaban a los adoptantes.

El personal del refugio en donde este lomito vivía desde hacía muchos años, Gwinnett Jail Dogs, en Georgia, Estados Unidos, creyó que el pequeño Bandit no encontraría un hogar nunca, pues su vida en la silla de ruedas exigía muchas atenciones especiales que las familias no podían

​Sin embargo, la suerte de Bandit cambió luego de que un matrimonio conociera su historia a través de Facebook y decidiera hacerle una visita en el refugio, e iniciar los trámites de adopción.

El vínculo fue inmediato, pues el esposo de Sue, Darrell Rider, comparte una peculiaridad con Bandit: él también necesita usar una silla de ruedas, por lo que no existía manera de que ellos rechazaran a su nuevo amigo, pues lo entendían muy bien.

Desde que llegó a su nuevo hogar, después de que el matrimonio estuviese un mes a prueba, Bandit se adaptó fácilmente, como si hubiera vivido allí por siempre. Lo más importante es que tiene un dueño comprensivo, que lo quiere y lo acepta tal y como es.

Jail Dog Bandit leaving Unit 1C for the last time with his new family. We will post more of his new adventure later today.Until then, happy tails Bandit!

Posted by Gwinnett Jail Dogs Program on Wednesday, January 22, 2020

Con información de: milenio.com

Comentarios