Desungular, el daño que no le deberías hacer a tu gato

Los gatos arañan objetos verticales como una manera de comunicarse e interactuar con nosotros y otros felinos, y al extraer sus garras causamos trastornos conductuales en ellos

0
87
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Una de las partes esenciales de los gatos son sus garras para que puedan vivir de una manera normal. No obstante, hay personas que han decidido extraer sus uñas por temor a que sus mascotas los arañen o rasquen cosas y las destruyan, pero esta práctica puede ser muy peligrosa para el animal.

Y ya que hoy festejamos su día, te decimos por qué no debes de extraer las uñas de tu gato.

Este procedimiento se llama desungular, que consiste en extraer o extirpar completamente las uñas, amputando la primera falange de los dedos del felino para privarlo de sus garras.

Hacer esto con tu mascota sería una forma de maltrato animal, que ya está prohibida en Nueva York.

Una de las razones por las que no debemos hacer esto con nuestras felinas mascotas es porque ellos arañan objetos verticales como una manera de comunicarse e interactuar con nosotros y otros felinos, y al extraer sus garras causamos trastornos conductuales en ellos, además de provocarle dolor crónico.

María José Ubilla, directora del Colegio Médico Veterinario de Chile, explicó que es “absolutamente normal” que un gato rasque y arañe superficies verticales y horizontales, aunque haya quienes piensen que no es normal.

Es por eso que al extraer sus uñas, “el gato pierde parte de su capacidad de comunicación e influye en su comportamiento de territorialidad, lo genera, entre otros problemas, frustración (estado emocional negativo), incomodidad y dolor crónico, es decir, se afecta su bienestar físico y mental”.

 

Con información de: milenio.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Hoy se “celebra” el día del gato

Comentarios