JOSÉ ABDIEL: 25 días críticos

0
154
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

Chantal Martínez Díaz.-

Cd. Victoria, Tam.-
Tras 25 días del accidente provocado por un conductor ebrio que puso en estado crítico a dos menores de edad, ni los tratados internacionales, convenios, reglamentos, organismos y la ley misma les han hecho justicia.

Hasta ahora ninguna autoridad se ha acercado a los padres de los menores, quienes además enfrentan a la intervención dolosa de los familiares del responsable, que a toda costa buscan que sea exonerado y cambiar al mayor de los hermanos (José Abdiel) de hospital sin importar los riesgos. Han llegado al grado de intentar cambiar los peritajes y hasta “convencer” a los médicos que cambien el dictamen para hacer válida una supuesta póliza de seguro.

Este jueves las tías de los menores, María Magdalena Reyes Gómez y Nayeli Arámbula, dieron a conocer que la salud de Emmanuel de 13 años va en recuperación, que ya fue trasladado a su casa donde sigue en observación luego de un traumatismo craneoencefálico de cuarto grado.

También informaron que José Abdiel sigue luchando por su vida, que ya fue trasladado a piso en el Hospital La Salle Victoria y que sigue inconsciente. “Pepito” como le dicen, tiene 17 años, sufrió un traumatismo craneoencefálico severo con sangrado, fractura de fémur y se alimenta por sonda.

A manera de contexto, el pasado 28 de enero los menores de edad iban a bordo de una cuatrimoto que fue impactada por un conductor identificado como José Guadalupe “N”, quien se encontraba en estado de ebriedad y que tras los hechos intentó darse a la fuga  en la colonia Independencia de la Capital de Tamaulipas.

En primera instancia los menores fueron trasladados uno al Hospital Infantil y el otro al Hospital General, los diagnósticos eran de estado crítico.

El menor (Emmanuel) fue atendido puntualmente, sin embargo a José Abdiel tras 18 horas de estar internado, fue trasladado al Hospital de La Salle debido a que en el General no tenían ni gasas y mucho menos para brindarle la atención necesaria en esas horas cruciales para su vida. Sólo lo tuvieron sedado, con analgésicos y omeprazol, únicamente.

El padre de los hermanos es comerciante, solo cuenta con una casa que es su patrimonio familiar y que está dispuesto a vender en caso de que se requiera para hacerle frente al estado de salud de su hijo.

Hoy la cuenta del Hospital privado asciende casi al millón de pesos, los padres están consiguiendo como pueden para mantenerlo ahí hasta que salve la vida. Los pronósticos son favorables, pero su estado de salud sigue siendo delicado.

“APOYANDO A JOSÉ ABDIEL REYES”

La familia ha recibido ayuda por parte de la comunidad y es por eso que hoy pedimos: “Échale la mano” para continuar con el desarrollo de las actividades para hacerle frente a los gastos médicos y legales.

A través de Facebook la familia creó la página “Apoyando a José Abdiel Reyes”, la cual es alimentada con las actividades que están vigentes para recaudar fondos. https://www.facebook.com/Apoyando-a-Jose-Abdiel-Reyes-105604174361829/

Entre las actividades se encuentra una “Rifa entre amigos” de un vehículo Ford Focus 2013 con valor aproximado de 70 mil pesos, la cual se llevará a cabo el próximo 23 de febrero del 2020 a las 18:00 horas en el estacionamiento del hospital. El costo del boleto es de 800 pesos cada uno.

Asimismo, los empresarios como la estética Studio B y clubes como “Capital 4X4 Off Road” de Ciudad Victoria llevarán a cabo actividades como la rifa de servicio de maquillaje y peinado social con cita abierta, un corte bordado y shellac, una aplicación de shellac en manos y pies, así como arrancones en lodo, respectivamente, en apoyo de José Abdiel.

 

“ÉCHALE LA MANO”

Aunque los familiares y amigos están realizando también boteos a beneficio de José Abdiel, a través de este medio también se convoca al empresariado local a aportar su granito de arena y regalar alguno de sus servicios para que estos a su vez sean rifados entre la comunidad.

Las tías de los menores afectados agradecieron a todas las personas que hasta ahora han contribuido, pero reconocieron que debido a que el hospital es privado, requieren de más ayuda, tanto en especie como en efectivo, sobre todo porque el responsable nunca se ha presentado en el hospital y sus familiares dejaron de acudir al mismo luego de su intento de querer sacarlo sin la presencia de los padres, incluso.

También se puso a disposición la tarjeta 5201 1600 3060 0595 de Banamex con Clabe Interbancaria 002810904376162717 y para transferencias desde los Estados Unidos, swiff: BNMXMXMM, donde reciben aportaciones de cualquier parte del mundo.

 

CLAMAN JUSTICIA

A la par de las carencias económicas, los familiares de los jovencitos se han enfrentado a una procuración de justicia plagada de irregularidades, omisiones y sobre todo el contubernio, pues de entrada, según acusaron, cambiaron el peritaje que indicaba los niveles de alcohol del imputado, además, de que llevan más tiempo en el área de mediación que en la actuación misma y hasta ahora el responsable sigue sin hacerse cargo de los gastos.

De acuerdo con las tías de los menores, no hay avance en las investigaciones y lo peor es que los familiares del imputado han tratado de hacer uso de sus ‘influencias’ para cambiar peritajes y cometer fraude para que una aseguradora cubra los gastos.

“Llegaron a exponer ante los directivos del hospital sobre cambiarlo de hospital, pero no directamente a la familia, brincaron a los papás de Abdiel y cuestionaron directamente a los doctores si era posible sacarlo. El estado es crítico, no sabemos qué vaya a pasar, el doctor dio un rotundo no. Querían que se dijera que el niño había tenido una caída, nada qué ver con el accidente”, acusaron.

Ante tal, los familiares también analizan solicitar la intervención de las autoridades y de organismos garantes de los derechos humanos, sobre todo para poder acceder a la justicia.

“Pedimos de todo corazón a las autoridades que hagan su trabajo, que son menores de edad, pudieron haber sido sus hijos por un imprudente conductor que venía en estado de ebriedad. Al parecer el peritaje donde establece los niveles de alcohol también fueron cambiados. La gente que salió se dieron cuenta en el estado en que se encontraba el señor que quiso huir, las mismas personas lo detuvieron, que ellos quieran cambiar el peritaje. Entendemos también la situación de las hijas y que les duele, pero ellos son menores de edad”

Más allá incluso de que el imputado sea detenido o no, lo que se requiere es que se hagan cargo de los gastos. “Confiamos en las leyes, que obliguen a hacerse responsable”, concluyeron.

 

Comentarios