El histórico misógino

0
244
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

 Diferentes sectores, tanto públicos como privados, han manifestado su postura en torno al movimiento de “un día sin mujeres”, convocado para el nueve de marzo.

Gobiernos, universidades, instituciones, empresas, comercios y organizaciones han apoyado la causa promovida por las propias mujeres y han manifestado su respaldo.

Desde luego que ha habido otros sectores que no lo aceptan, no lo apoyan y lo han tratado de desprestigiar, pero al fin y al cabo esa es su postura.

Pero hasta ahora la Iglesia, independientemente de la religión, no ha dicho absolutamente nada al respecto. Tampoco las organizaciones de puritanos que basan su ideología en Dios o en la Biblia.

¿Por qué?

Sencillo, la Iglesia ha sido misógina desde su creación.

¿Ejemplos?

Santo Tomás de Aquino, uno de los “santos” más influyentes del siglo 13, dijo: “La mujer es un error de la naturaleza, nace de un esperma en mal estado”.

Martín Lutero, impulsor de las reformas eclesiásticas y también con una enorme influencia en el siglo 15, afirmó: “Los hombres tienen hombros anchos y caderas estrechas. Están dotados de inteligencia. Las mujeres tienen hombros estrechos y caderas anchas, para tener hijos y quedarse en casa”.

San Juan Damasceno, el llamado “doctor de la iglesia”, señaló: “La mujeres son una burra tozuda”.

En la Biblia hay muchos pasajes machistas o misóginos que minimizan el papel de la mujer:

Corintios 11:3: “Pero quiero que sepáis que la cabeza de todo hombre es Cristo, y la cabeza de la mujer es el hombre…”

Corintios 14:34: “Las mujeres guarden silencio en las iglesias, porque no les es permitido hablar, antes bien, que se sujeten como dice también la ley”.

¿Le sigo?

Timoteo 2:15: “Pero se salvará engendrando hijos, si permanece en fe, amor y santidad, con modestia”.

Yahvé se refirió así a la mujer, según la Biblia: “Tu marido te dominará”.

Según el Corán, esto le dijo Alá a Mahoma: “Las buenas mujeres son obedientes”.

Efesios 5:22-24: “Las mujeres estarán sometidas a sus propios maridos como al Señor”.

Colosenses 3:18: “Mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor”.

Timoteo 2:11,12: “Que la mujer aprenda calladamente, con toda obediencia”.

En resumen, si alguien históricamente le ha faltado al respeto a la mujer, la ha despreciado y la ha maltratado ha sido la Iglesia.

EN CINCO PALABRAS.- Por eso se quedan callados.

PUNTO FINAL.- “El verdadero enemigo te transmite un valor sin límites”: Franz Kafka.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios