Inunda miel China mercado nacional

Recordó que en 2018 el kilo se pagó a 72 pesos, en 2019 a 50 pesos, y ahora se pretende pagar a 40 pesos.

0
154
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza

Igual que en el resto del país, la apicultura de Tamaulipas está en grave riesgo de desaparecer por la inundación de miel proveniente de China, que además viene adulterada.

Tomás Anaya Berrones, exdirigente de los productores de miel de Tamaulipas, dijo que los chinos están ejerciendo una competencia desleal porque venden el kilo del endulzante a un dólar, cuando el producto mexicano tiene un costo de 2.5 a tres dólares.

Explicó que la llegada de miel China a México ocurre desde el año pasado con la tolerancia de instancias como el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Alimentaria (Senasica).

“Senasica es la instancia de Gobierno competente para poner freno al ingreso de productos adulterados, pero no lo está haciendo y como consecuencia se está dando una inundación del mercado con miel China”, mencionó.

En el caso de Tamaulipas, las consecuencias se están viendo desde ahora porque no hay precio para la cosecha que habrá de iniciar en las próximas semanas.

Estimó que Tamaulipas producirá alrededor de 1500 kilos de miel de flor de naranjo, la más demandada en el mercado por su calidad.

“Hasta donde sabemos quieren pagar el kilo a 40 pesos, pero de ser así muchos optaremos por no vender porque no recuperaremos ni los costos de inversión”, refirió.

Recordó que en 2018 el kilo se pagó a 72 pesos, en 2019 a 50 pesos, y ahora se pretende pagar a 40 pesos.

Anaya insistió en que la caída del precio del endulzante se debe precisamente a que el mercado nacional está inundado con miel China que se oferta a precios muy bajos porque la adulteran.

Tan mala es la calidad de la miel China que ni Estados Unidos ni Alemania la compran.
Advirtió que de continuar la situación como hasta ahora la apicultura podría desaparecer porque no habrá rentabilidad para los productores.

“Para complicar las cosas el Gobierno federal no ofrece ningún subsidio a los productores. Tiene apoyos para el fomento con la idea de que surjan nuevos apicultores pero no subsidia a quienes ya estamos establecidos”, apuntó.