Investigan abusos contra 23 niños de una guardería en Brasil 


La denuncia fue presentada por los padres de un niño de 18 meses de edad

0
54
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Brasilia, 9 Mar (Notimex).- La Policía Civil de San Pablo iniciará una investigación por la denuncia de abuso físico, verbal y negligencia en el cuidado de 23 niños de la guardería Casa da Vovó, ubicada en la zona oeste de la ciudad.

La denuncia fue presentada por los padres de un niño de 18 meses de edad que asistió a la escuela durante 10 días,  tiempo en que recopiló informes de otros padres y de exempleados, así como videos, para comprobar que al menos 23 niños fueron abusados.

De acuerdo con los padres de los niños entre las agresiones que sufrieron sus hijos están pellizcos, apretar los ojos de los niños para que se durmieras, dejarlos parados durante horas como método de castigo en un lugar aislado, obligándolos a comer y meterlos con ropa a la regadera, bajo un chorro de agua fría.

De acuerdo con la policía local, el caso fue asentado en el distrito 14 de la zona de Pinheiros, la semana pasada con cargos contra el director y dos educadores pedagógicos de la guardería, donde pagaban una mensualidad de tres mil reales (alrededor de 635 dólares).

El abogado de los padres del niño de 18 meses aseguró que esto se trata de un caso de “tortura” por parte del director y de los coordinadores pedagógicos de la escuela, en donde se expuso a los niños “a un verdadero circo de los horrores, donde entre otras cosas eran rociados con agua fría”.

Por su parte la institución educativa ha negado las acusaciones de los padres y ha dicho que los videos sobre abusos “no representan en absoluto la filosofía de cuidado y afecto de la escuela” y, a través de un comunicado, destacó “no toleran malos tratos”.

Asimismo, la dirección de la escuela ha dicho que “están en proceso de revisión de los procedimientos internos” y aseguró que un grupo de madres firmó una petición en defensa de la escuela, según informó Globo.

La Secretaría de Seguridad Pública de Brasil (SSP) informó a la cadena de televisión brasileña Globo que han recibido la queja y que ya han convocado a testigos para hablar contra los acusados.

La madre del niño que presentó la denuncia dijo a la prensa local: “Desde los primeros días que estuvo en la escuela, comenzó a llorar todo el tiempo, tenía miedo y no quiere dormir por la noche sin la luz encendida. Pensé que era extraño y decidí sacarlo de la escuela».

Comentarios