Homework

0
68
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Las imágenes son impactantes.

Ciudades grandes, como Los Ángeles, Nueva York, Roma, Madrid, Londres, París, Atlanta, Pekín y Berlín, entre muchísimas más, están vacías, desoladas.

En México hemos visto localidades como Guadalajara, León, Tepic, Puebla y la propia Ciudad de México también sin gente.

En la frontera igual. Lo que nos parecía imposible, hoy se está viendo: puentes internacionales y centros comerciales vacíos.

En Monterrey ayer circuló un video en donde personal del gobierno mandaba a la población a sus casas.

Estamos en Fase 2. Aislamiento total.

Pero Victoria parece seguir su ritmo de vida igual.

A pesar del llamado de las autoridades estatales, la población no hace caso y va al súper en familia. Va al mercado como si nada pasara. Las calles se ven con carros.

Entiendo que hay sectores que tienen que trabajar, pero los jóvenes y niños que ya les dijeron que se queden en sus casa, ¿qué hacen en la calle?

Apenas ayer el gobernador Cabeza de Vaca instruyó a no ir a las oficinas a chambear, que trabajen en la comodidad de su hogar, a ver si eso disminuye la afluencia en las calles.

Créanme que si no hubiesen suspendido operaciones de cines, la ciudadanía estaría en las salas viendo sus películas.

¿Hasta cuándo van hacer caso?

Quizás hasta que se presenten casos de covid-19 en Ciudad Victoria. Por ahora no se han detectado, según la Secretaría de Salud.

Han trascendido casos, como el de un niño en el Hospital Infantil; como el del hermano del alcalde de Victoria, como otros, pero no han sido confirmados, y hasta que no sea oficial siguen siendo trascendidos.

Lo que es un hecho es que la sociedad no ha atendido al cien por ciento el llamado de quedarse en sus casas y de aislarse. Y no entiendo, con tanta tecnología y con tantas facilidades que han dado las plataformas digitales, no veo cómo puedan aburrirse.

En fin. En esta fase en la que nos encontramos es necesario hacer lo que nos pidan, de lo contrario, esto se podría extender más.

Ojalá mañana ya veamos a Victoria como hoy vemos las calles de aquellas ciudades que mencioné en un principio.

EN CINCO PALABRAS.- Hagamos caso, nada nos cuesta.

PUNTO FINAL.- “Jamás desesperes, aun estando en las más sombrías aflicciones, pues de las nubes negras cae agua limpia y fecunda”: Proverbio Chino.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios