Empleos en tiempos de coronavirus

0
94
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

 Las empresas y los comercios harán un esfuerzo para mantener los empleos durante la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno federal.

Cerraron ya varias tiendas, restaurantes y otras empresas para evitar contagios.

Al no tener ingresos durante al menos un mes, la situación se volverá grave, y al término de la contingencia muchos de ellos no lograrán sobrevivir.

El Gobierno mexicano, en su afán de querer quedar bien con los “pobres”, dijo que no apoyará a los empresarios y que el dinero extraordinario que han destinado para enfrentar la pandemia en el país será para “el pueblo”.

Esto quiere decir que la Federación sigue en su plan de dividir, polarizar y clasificar los sectores en:

Pobres, igual a buenos.

Ricos, igual a malos.

Se le olvida que son los empresarios quienes dan empleos. Se le olvida que ese sector es también “pueblo”, cuyo significado, de acuerdo a la Real Academia de la Lengua es: “Conjunto de personas que vive en una población, región o país determinados”. O sea, quiere decir que son todos aquellos que conforman una comunidad y no es gobierno.

En pocas palabras, los empresarios también son pueblo, tienen una empresa que genera empleos y que pagan impuestos, por lo tanto, también deben ser favorecidos con programas oficiales.

Estos no quieren otra cosa más que el gobierno sea paciente con sus contribuciones o les otorguen facilidades.

Pero no, el Presidente y sus fans creen que le harán el favor a una persona rica que no necesita dinero para comer. Y sí, quizás él sí tenga recursos para comprar una buena despensa, pero no tendrá ingresos para pagar la nómina y, por ende, tendrá que despedir personal. Eso no lo entiende el mandatario nacional.

En Ciudad Victoria habrá repercusiones graves. De por sí la Capital de Tamaulipas vive un momento económico complicado desde hace tres o cuatro años, en donde no ha habido crecimiento y cada vez hay más cierre de empresas y comercios.

Las autoridades no han hecho nada para salvarlas, al contrario. Y un mes sin clientes va ser muy complejo. Ojalá y haya incentivos, no solo para Tampico y Reynosa, sino también para esta ciudad.

Ojalá que este problema no sea la estocada a la economía local.

EN CINCO PALABRAS.- Miles de familias en vilo.

PUNTO FINAL.- “Aun la más bella estrategia de vez en cuando debe mirar los resultados”: Winston Churchill.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios