Se acaban recomendaciones

0
68
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

José Inés Figueroa Vitela.-

Las autoridades han venido haciendo recomendaciones, para que los distintos sectores de la sociedad participen de las medidas para prevenir la propagación descontrolada del coronavirus.

Ayer, la secretaria de Salud del estado, GLORIA MOLINA GAMBOA, lamentó que, pese a las advertencias de lo que puede suceder y de hecho está pasando en muchas otras partes del orbe, haya tanta gente en la calle de manera inconsciente.

Hizo alusión, particularmente, al centro de Victoria capital, donde aún muchos comercios permanecen abiertos y el desfile de personas abundan, de manera cotidiana, como lo pudo constatar, cuando se dirigía al Polyforum a dictar la conferencia de prensa.

Un par de horas después, ya las calles concurrentes a la zona del mercado municipal, se encontraban bloqueadas por patrullas, pues aunque desde hace días estuvieron elementos de distintas corporaciones pidiendo a quienes por ahí andaban, se recogieran a sus domicilios, la afluencia no amainó.

Como esa, otras medidas ya se han adoptado y se seguirán adoptando en estos días, cruciales en la curva pandémica, para el territorio estatal.

En las dos primeras semanas con presencia del COVID-19 en Tamaulipas, que fue la segunda quincena de marzo, se presentaron ocho casos de contagio, pero en la última semana, que es la primera de abril, se han reportado 33: en la mitad del tiempo más del cuádruple.

Eso es lo que se llama un crecimiento exponencial, que si no se corta, puede atraernos las mismas escenas apocalípticas de otros países y regiones.

Por eso, como el cierre de la zona del mercado en Victoria capital, que era donde se seguía dando concentraciones ciudadanas, el fin de semana el Gobierno estatal “bloqueó” las escuelas públicas, donde el coordinador de los programas federales insistía en hacer eventos para entregar cheques a los adultos mayores.

Ninguno de los llamados públicos y privados, vía oficios domiciliados y videos en redes sociales, de funcionarios y dirigentes políticos, hizo cambiar de estrategia al JR GÓMEZ LEAL, para que dejara de exponer a los adultos mayores.

Tampoco lo hizo el cierre de escuelas, porque siguió en la calle haciendo formar a los viejitos para darles su cheque y ayer, en oficinas centrales de la representación federal, en Victoria, igual tenía a otros beneficiarios haciendo fila hasta la carretera, para darles “su dulcero”.

Aparte, la Secretaria de Salud anunció que a partir de esta semana, en los puentes internacionales que compartimos con Texas, solo se dejará entrar a quienes demuestren un motivo urgente, esencial, para viajar y que además, no traigan signos de padecer el mal.

En el caso de los repatriados, ya se dejó escuchar el reclamo del Gobierno estatal para con el federal, a fin de que haga valer la soberanía y los acuerdos pactados, pea que no sigan repatriando a extranjeros por los puentes nacionales.

Pero igual no hay razón para esperar que el Gobierno federal intervenga.

Luego del mini-informe dominical del presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, del que se esperaban respuestas a las tantas incógnitas por la situación padecida por la contingencia sanitaria, lo que quedó fue más dudas y muchos más reclamos.

“Esperé con optimismo el mensaje del Presidente. Era el momento para convocar a un acuerdo nacional para cuidar los empleos y el patrimonio de la gente. Ahora me queda claro que no hay un plan económico en marcha“, expresó el Gobernador tamaulipeco al respecto.

Y en seguida acotó: Pero esto ni nos dobla, ni nos vence. ¡A jalar más duro Tamaulipas!, convocó.

Los integrantes de la GOAN -Gobernadores emanados del PAN-, ayer participaron de una videoconferencia, a través de la cual compartieron experiencias, buscando acuerdos para hacer frente a la pandemia en sus estados y amortiguar los efectos negativos en las economías locales.

El PEJE Presidente tiene suerte, porque por sobre sus dislates verbales, que son política de estado, ciertamente adversa al mejor destino de la nación, en esto del coronavirus, los más no le han hecho caso y muy a su pesar, se estuvieron protegiendo desde antes.

Y como eso mucho.

Frente a la ausencia de una convocatoria institucional, para confrontar los innegables males económicos que acompañan a la pandemia, amén de la contracción de los programas de estímulos y soporte a la producción y el emprendurismo que ya aplicaba, las propias cámaras empresariales han diseñado un plan que podría animar la recuperación de manera estructurada.

Ya solo falta que el Presidente la haga propia y la ponga en marcha, esa, o cualquier otra ruta que acote la debacle y el caos, que andan de la mano.

Como el Gobernador tamaulipeco, como quiera, los empresarios organizados deben ir pensando en un plan B, por aquello de que la abulia, el mesianismo, o la ambición electorera, impidan al poder público central actuar a la altura de los retos de temporada.

En tanto una u otra cosa pasa, más nos vale extremar esfuerzos, si es necesario, para mantenernos en casa y cerrarle el campo de propagación a la atroz pandemia.

Las cifras no son para menos.

El mejor de los escenarios para Tamaulipas, de acuerdo a las proyecciones diseñadas, es que aquí sean diez mil 312 los contagios, de los que mil 500 serán hospitalizados por alcanzar niveles de gravidez y habrá 394 las defunciones.

Eso es, si quienes siguen “haciéndole al tío Lolo”, toman conciencia y se ponen a adoptar las medidas de precaución recomendadas por las autoridades sanitarias, que como ya vimos, muchos no lo están haciendo.

En el otro apartado, el escenario adverso es que sean 35 mil 715 los tamaulipecos contagiados, cinco mil con algún grado de gravidez que amerite su hospitalización y mil 543 quienes no la libren y mueran.

No hay hospitales, ventiladores para respiración asistida, personal, ni medicinas suficientes para atender esos, en el primero -mejor- de los casos; si se da de manera gradual la curva de contagios, es la única forma de que se les pueda dar la atención debida, insistió en su conferencia la secretaria MOLINA.

Por eso esta semana es crucial, para cortar el crecimiento multiplicador de los contagios y que siga más o menos igual, ciertamente con más casos cotidianos, pero de manera estabilizada, sin picos incontrolables.

Ningún esfuerzo es menor, para alcanzar el objetivo, en el que va la integridad física y la vida misma de muchos tamaulipecos.

Caso ejemplar sigue siendo, la manera como viene trabajando el Ayuntamiento de Nuevo Laredo, alineado y en estrecha coordinación con el Gobierno estatal.

El alcalde ENRIQUE RIVAS CUELLAR, anunció la suspensión de actividades de la línea comercial Aeroméxico, que opera en el aeropuerto internacional Quetzalcóatl, instalado en su municipio.

“Estamos en medio de una contingencia de salud y cada acción que realicemos será definitoria para los próximos días”, dijo con razón el munícipe, al repaso de lo que desde su municipio y administración se está haciendo.

Entre otras, están instalando anuncios municipales, para exhortar a las familias a protegerse y no hacer uso de plazas y parques recreativos, cerrando los espacios a la propagación del virus.

Nuevo Laredo alcanzó la cifra de cinco contagios, hasta ayer por la mañana y aunque enfrente tiene a Laredo, Texas, con el mayor número de contagios regional, las previsiones tomadas siguen dando frutos.

En Tamaulipas, los tres casos reportados por la mañana, correspondieron a Tampico, Matamoros y Madero, confirmando a la zona conurbada del sur como la de mayor incidencia, con once de Tampico, seis de Madero y uno de Altamira, para sumar 17 en la mancha urbana común.

De las ciudades grandes, Matamoros y Reynosa aparecían con igual número de contagios -siete-, Nuevo Laredo, ya dijimos cinco, y Victoria capital se conservaba con solo uno confirmado

Ya falta menos.

 

Comentarios