En Bangkok los murciélagos, serpientes, perros y gatos aún son comida cotidiana

0
262
Tiempo aproximado de lectura: < 1 minuto

Parece increíble que después de todo lo que está ocasionando la pandemia del covid-19, se sigan sin tomar medidas precautorias en cuanto al tema de venta y consumo de animales se refiere. A pesar de los numerosos estudios que señalan a un posible contagio a través de especies exóticas, se ha registrado gran movimiento en un mercado de Bangkok.

Durante años, los amantes de los animales y los activistas de la vida silvestre han luchado y pedido a las autoridades que cierren el lugar, conocido como el Tomohon Extreme Market. Ahora, la situación actual les da otra razón para presionar a los funcionarios para que finalmente actúen con firmeza.

«El mercado es como una cafetería para los patógenos animales», menciona el principal experto del grupo de trabajo sobre coronavirus de Indonesia, Wiku Adisasmito, quien ha pedido al gobierno cerrar los mercados de vida silvestre del país: «Consumir animales salvajes es lo mismo que jugar con fuego».

Acualmente, el mercado de Tomohon es uno de los más grandes de la región en el que se venden animales silvestres para la alimentación. La mayoría de los animales salvajes son sacrificados antes de llegar al mercado, siendo los perros los que mantienen vivos en jaulas para después matarlos para los clientes, pues prefieren la carne fresca.

 

Con información de: multimedios.com

Comentarios