Lo que se dice…

0
109
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

PRIMER TIEMPO.- El Alcalde de Victoria y algunos de sus funcionarios se “pavonean” en las fotos que suben a sus redes entregando despensas a la población en tiempos de pandemia. Usan cubrebocas, guantes, y otros hasta careta. Se retratan tratando de que se vea la sana distancia y le piden a los beneficiarios que se pongan cubrebocas, aunque sea nomás para la foto.

Hasta ahí todo bien. Sin embargo, eso es puro show, ya que las personas que se encargan de llenar las bolsitas con el apoyito no usan ninguna medida de higiene. Además, nos ha tocado ver cómo cargan las camionetas con esas bolsas y los encargados de hacerlo, igual, no se ponen ni guantes ni cubrebocas. Si alguno de ellos está enfermo, contagiará a alguno de los que fueron favorecidos con las despensas.

MEDIO TIEMPO.- El diputado Manuel Canales, que salió positivo a covid-19, es secretario de la Mesa Directiva del Congreso estatal. En la última sesión no usó cubrebocas y tuvo contacto con diputados y con personal del área de Asuntos Parlamentarios.

La mayoría de quienes se han hecho la prueba, que es más de la mitad del personal que labora en el recinto legislativo, salió negativo, no obstante, la mayoría corrió muchos riesgos.

El problema no es ese, sino que todos estamos expuestos, ya sea en la tienda, en el súper, en el trabajo, o donde sea. No se trata de discriminar a los enfermos, al contrario, todos podemos ser víctimas, y peor aún, sin saberlo contagiar a alguien más.

SEGUNDO TIEMPO.- En medio de la emergencia, en donde centenas han enfermado, decenas han muerto y miles han perdido su trabajo, me parece poco prudente que los gobernantes suban a sus redes sociales fotos de ellos mostrando frivolidad y/o felicidad.

No se cuestiona que en sus ratos libres hagan lo que se les pegue la gana. No se cuestiona que se diviertan o que se paseen en sus propiedades, lo que se critica es que lo hagan público cuando estamos pasando por momentos muy complicados. ¡Asesórense!

TIEMPOS EXTRAS.- No es posible que cada vez que llueve, hay viento, cae un rayo, graniza o alguien se tropieza en la calle una bomba se descomponga y quede media ciudad sin el servicio de agua potable.

Ya hasta parece chiste, sin embargo, la gente ya comienza a ver normal eso, cuando sucede se dan a la tarea de guardar agua para evitar el desabasto, y eso ya es preocupante. El problema es que las autoridades no saben cómo solucionar el problema. El otro problema es que las autoridades no hacen nada para saber solucionar el problema. ¡Vaya problema!

PENALES.- Se supone que el próximo lunes inicia el retorno a la normalidad. Que el próximo lunes se pasaría a la siguiente fase de la emergencia y las oficinas gubernamentales, así como algunos otros negocios regresarían a trabajar.

Sin embargo, estamos en el pico de los contagios. Esta semana, y quizás la otra, será de aumento y no de decremento. Así es que lo más probable es que entre hoy y mañana el Gobierno estatal salga a decretar que la cuarentena se alarga, al menos dos semanas más. Y es que sería muy irresponsable normalizar la vida (aunque sea de manera gradual) cuando estamos en la etapa de mayor número de contagios.

EN CINCO PALABRAS.- Aguanten, ¿qué tanto es tantito?

PUNTO FINAL.- “Un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por una buenas leyes”: Aristóteles.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios