Los profes…

0
51
Tiempo aproximado de lectura: 5 minutos

Cómo me gustaría… Ver en el menú de algún restaurante de mi Ciudad, se anunciara el platillo de mi predilección… Sopa de tortilla con epazote y costillitas de puerco con verdolagas, algo verdaderamente delicioso que solo lo he probado en CHILANGUILANDIA… No conozco lugar del mundo donde se coma mejor… Y vaya que conozco San Diego Xocoyucan  en el estado de Tlaxcala…

Gerardo Campos.-

 

Lo he dicho en incontables ocasiones…

El prurito festejador del mejicano, es algo inconmensurable…

Todo es ánimo y alegría en nuestra sangre, aun sin echarnos unas dos que tres CAGUAMAS…

Pero para el inquieto columnista… El día menos pensado lo convierto en DÍA de la MADRE, de los NIÑOS o del COMPADRE…

Hay seres tan amados como entrañables, a los que hay que festejar todos los días, como a los hijos, los abuelos, los nietos así como los buenos amigos que se encuentran postrados en cama o sentados frente a la barra de alguna CANTINUCHA de mala muerte…

Otro ser que hay que festejar cumplidamente, lo es el muy noble MAESTRO…

Pero no el sátrapa maestro que VANDALIZA y PINTORROJEA las puertas de Palacio Nacional con  la venia del Señor Presidente…

No señor, yo hablo de los buenos maestros, maestros que verdaderamente educaban…

Yo hablo de mi maestra del kínder Santo Niño de Praga de la Ciudad de México, la maestra PONCIANA de la SANTÍSIMA TRINIDAD NÚÑEZ, egresada de un convento poblano…

Yo hablo de mi inolvidable maestra de tercer año de primaria en la escuela Victoria, DOÑA PEPITA GUEV ARA, tía del médico LINO la nalgona GUEVARA y de PEPE “el diablo” MANSUR…

Durante los estudios primarios, mi madre DOÑA  ELISA, todos los días 15 de mayo se la pasaba encerrada en casa, haciendo pasteles para los maestros de todos mis hermanos….

Posteriormente, pasamos a la escuela secundaria RAFAEL RAMÍREZ en donde tuve, entre otros buenos maestros, al insigne profesor PEDRO SÁENZ SÁENZ, español legítimo que venía huyendo del Gobierno FRANQUISTA… El maestro SÁENZ estaba casado con la francesa SIMONE DOUDET, quien impartía clases particulares del idioma Francés… El maestro PEDRO SÁENZ era un genio para las matemáticas, carecía de didáctica para enseñarnos, pero era un apasionado de las ciencias exactas, mientras que Yo era un auténtico borrico que aborrecía las raíces cuadradas y los números… Recuerdo que pase su difícil materia porque un día del MAESTRO le llevamos serenata y le cante con mi  aguardentosa voz LISBOA ANTIGUA…

Entre los buenos maestros recuerdo al químico MANUEL GUERRA HINOJOSA, así como a la maestra CAROLINA BALBOA de VALDEZ y a mi maestro de ingles FEDERICO MENDIVIL…

Por esas extrañas loqueras que se dan en la vida, curse el bachillerato de Ingeniería en la Escuela Normal y Preparatoria del Estado, teniendo como maestro de Matemáticas –otra vez las odiosas parábolas e hipérbolas–  a un joven ingeniero recién egresado de la Universidad Nacional, quien años más tarde sería gobernador de Tamaulipas, el ingeniero AMÉRICO VILLARREAL GUERRA, tío de mi maestro de Química…

Y arrastrando la cobija, pero llegue a la Universidad…

Ahí tuve muy buenos maestros, autores de libros de diferentes materias y Ministros de la Corte Suprema y hasta Presidentes de la Republica…

Pero uno de los maestros que más recuerdo, por lo interesante que daba su materia de Derecho Penal segundo curso, lo fue el Michoacano FERNANDO CASTELLANOS TENA, quien entre otras cosas, fue Ministro de la Suprema Corte…

El maestro CASTELLANOS era un declarado homosexual, que vestía elegantemente y con buen gusto… Era poseedor de una voz grave, con la que algunas veces nos deleito con algunas poesías de su peculio… Nunca pasaba lista y su clase siempre estaba llena de alumnos y ex alumnos, que iban a disfrutar de su sapiencia y su bien llevada cátedra…

Tuve maestros odiosos, como lo fue el GACHUPÍN de FRANCISCO PORRUA PÉREZ, de los propietarios de las famosas librerías PORRUA que existen en todo México…

El malvado maestro PORRUA me dio la cátedra de Teoría General del Estado y me reprobó justificadamente….Terco como suelo ser, aunque no tanto como LÓPEZ OBRADOR, volví a llevar la pesada materia con el difícil Maestro, no faltaba a clase y participaba continuamente en la misma, me aprendí el complicado libro de cabo a rabo y muy apenas obtuve el pase de la materia, con el injusto maestro…

Cuando regresé a mi querida Ciudad Victoria, como sedicente abogado, fui maestro de la incipiente Facultad de Derecho, impartiendo la misma materia, materia en la que me había especializado…

En el cuarto año de la carrera, lleve la cátedra de Derecho Constitucional con MIGUEL DE LA MADRID HURTADO, tipo demasiado serio siempre vestía de negro y nunca faltaba  a clase… Nunca imaginé que sería Presidente de la República… Reconozco humildemente mi falta de visión…

En mi último año de facultad tuve un magnífico maestro el doctor ALFONSO QUIROZ CUARÓN, sin saber porque razón, cierto día comentó que tenía familiares en nuestra hermosa como calurosa Ciudad, en una casona que se encontraba en el Once Juárez enfrentito de la escuela LAURO AGUIRRE…

El maestro QUIROZ CUARON, vestía bien cortados trajes con lucidores corbatones  que combinaba con vistosos pañuelos….

Nos impartía la apasionante cátedra de Criminología, de manera tan interesante, que hizo me hiciera adicto  al estudio de las conductas criminales, como lo fuera el sonado caso del asesino conocido como “El pelón SOBERA DE LA FLOR”, quien tuvo como triste mérito ser el iniciador de los FEMINICIDIOS…

Aquí termina la lista de mis buenos como afamados maestros…

Mi deseo es que Usted que en estos momentos me lee ya bastante fastidiado…

Se remonte al pasado y vengan a su memoria los buenos maestros que tuvo, así como las experiencias vividas con tales personajes…

Con eso me doy por  bien servido…

 

LA PESADILLA DE ANDRÉS…

Pues resulta que el presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR tuvo otro de esos raros sueños…

Para El, bastante agradable, que lo hizo roncar profundamente…

Tal vez motivado, por una cena bastante ligera, consistente en una manzana y dos quesadillas de flor de calabaza, con un te de manzanilla…

Pues resulta, que en el sueño se le aparece el pacifista líder Hindú MAHATMA GANDHI, quien con la calma y tranquilidad que le fue característica, le dice…

Hermano ANDRÉS MANUEL te festejo y te aplaudo lo que estás haciendo por tu pueblo…

Y más que nada por los POBRES, con los que Yo siempre estuve…

Te alabo el que busques acabar con los ricos, con todos los RICOS  de tu país…

Es algo que vas a lograr en poco tiempo… Así como la llevas…

Al evitar que vengan las inversiones que traerían dinero y consecuentemente empleos…

Al  idealizar proyectos que esta visto no arrojaran  beneficio económico alguno tanto para los buenos como malos mejicanos…

Al ponerles trabas a los empresarios mejicanos, que son los que impulsan fuentes de trabajo para la mayor parte de tu gente…

Con todo eso que estás haciendo y muy bien…

No pasará mucho tiempo en que los POBRES para quienes gobiernas y dedicas gran parte de tu tiempo…

Ya no serán treinta millones…

Ahora serán TODOS los Mejicanos los que estarán sumidos en la más terrible JODENCIA…

Con esto, se alejará el nefasto materialismo, los lujos y la fea e insultante abundancia…

El pueblo se tornará más espiritual, por consecuencia…

Un pueblo fregado y hambriento… Pero más cercano al NIRVANA…

Te felicito ANDRÉS, por lo bien que lo estás haciendo…

Ahí termina el sueño…

El presidente ANDRÉS MANUEL, amanece sonriente y de muy buen humor….

En la mañanera de ese día anuncia…

“Mejicanos… La cuarta transformación más firme que NUNCA…”.

 

CONSUMATUM EST…

 

Comentarios