Jeffrey Epstein, Trump y Anonymous, vínculos que agitan el ciberespacio

0
116
Tiempo aproximado de lectura: 4 minutos

México, 3 Jun (Notimex).- El caso de la red de tráfico sexual infantil de Jeffrey Epstein ha resurgido en la agenda pública esta semana con acusaciones que implican al presidente estadounidense, Donald Trump, mientras el movimiento internacional de protestas Black Lives Matter cobra fuerza.

¿Por qué? ¿Cuál es la relación del presidente Trump y otros políticos y celebridades con Epstein? ¿En qué consiste el caso y por qué resurge ahora? ¿Qué es especulación y que se conoce como cierto?

Este domingo, una cuenta de Twitter que se autoidentificó como parte del grupo internacional de hacktivismo Anonymous señaló a Trump de haber matado al financiero estadounidense Epstein para “encubrir su historia de tráfico y violación de niños”.

La declaración del grupo que afirmó ser Anonymous tuvo como objetivo sumarse a las protestas contra los abusos del Estado y el racismo, detonadas a partir de la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis, el 25 de mayo.

Sobre la acusación contra Trump, la cuenta atribuida a los hacktivistas difundió un documento llamado Jeffrey Espstein’s Little Black Book, en el cual aparecen los datos de Donald Trump. El documento fue publicado desde 2015 por el medio Gawker.

El periodista Nick Bryant, quien obtuvo la lista, afirmó que es una copia de la libreta de los contactos de Epstein. Contiene información de personas, muchas famosas, que se especula podrían habrían participado en la red de prostitución infantil por la que Epstein fue investigado en dos ocasiones en Estados Unidos.

La primera investigación contra el multimillonario fue en Florida en 2005, caso del cual se libró al llegar a un acuerdo judicial con la Fiscalía, a pesar de la evidencia recopilada por la policía de Palm Beach al registrar su casa y obtener testimonios.

Una segunda investigación se abrió nuevamente en 2019, en Nueva York, tras el movimiento de denuncia pública MeToo. Implicó el arresto precautorio de Epstein.

El juicio por tráfico de menores contra el financiero que sostuvo amistad con personalidades como Trump, Bill Clinton y el príncipe Andrés de Reino Unido nunca se concretó porque el multimillonario se suicidó en agosto de 2019, en la celda del Centro Correccional Metropolitano de Manhattan, donde aguardaba su proceso.

La “lista negra” no indica de ninguna manera la participación de los contactos de Epstein en la red de tráfico de menores, ni es una evidencia de ello, pero las especulaciones apuntan que podría contener una lista de clientes potenciales de Epstein.

Los eventos descritos, que agitaron el ciberespacio esta semana, coincidieron con el estreno del documental de Netflix titulado “Asquerosamente rico”. La premisa que guía el documental es que “Jeffrey Epstein es la historia más clara de abuso de poder y dinero”.

La miniserie da voz a las sobrevivientes de la red de tráfico de menores por la que fue acusado Epstein, describe cómo se articuló y operó esta red durante al menos una década y expone las relaciones de Epstein con altas figuras políticas y del mundo artístico.

De acuerdo con el documental, Epstein fue un hombre multimillonario que se insertó en la esfera de poder político y económico estadounidense. El origen de su riqueza no es del todo conocido, pero es atribuido posiblemente a la especulación financiera.

En 2005, la policía de Florida inició una investigación a partir de los testimonios de víctimas adolescentes que describieron cómo fueron utilizadas por Epstein y su pareja, Ghislaine Maxwell, para “enganchar” a otras menores de edad, ejercer pederastia contra ellas y traficarlas a otras personalidades.

La relación de amistad de Epstein con Trump, Clinton y otros es documentada a través de fotografías de los personajes con el financiero, testimonios de las víctimas, empleados y documentos. “Se sabía que pasaba tiempo con mucha gente famosa”, expone el documental.

El largometraje documenta que Trump y Epstein eran cercanos. Vivían muy cerca en Palm Beach, Epstein frecuentaba el club Mar-A-Lago de Trump en la zona y el ahora presidente se refirió a él en 2002 como un “hombre genial, se dice que le gustan las mujeres bellas, como a mí y que muchas son jóvenes”, en la revista New York.

Una víctima describe en el documental que, mientras trabajaba en el club Mar-A-Lago de Trump, fue cooptada a la red por Ghislaine Maxwell. Testimonios también documentan que el expresidente Bill Clinton fue visto en la isla privada de Epstein en las Islas Vírgenes, donde presuntamente ocurrieron delitos sexuales contra menores.

En julio de 2019, Alex Acosta, secretario de Trabajo de la administración de Donald Trump, renunció tras la polémica suscitada al darse a conocer que Acosta fue uno de los fiscales que en 2018 acordaron que Epstein enfrentara penas leves durante el primer proceso en su contra, originado en 2005 en Florida.

Tanto Trump como Clinton han rechazado toda acusación y marcado distancia con respecto a Epstein. No hay ninguna evidencia fehaciente de que alguno de ambos políticos estuvieran involucrados en la red de tráfico de menores de edad.

El juicio contra Epstein no se completó porque éste falleció en su celda. Los resultados de una autopsia independiente solicitada por la familia de Epstein cuestionaron la versión del suicidio, expone el documental del servicio de streaming.

Adicionalmente, múltiples testimonios recabados en el documental indican algunas inconsistencias y más cuestionamientos sobre la versión del suicidio. Se sugiere la posibilidad de que Epstein haya sido asesinado por gente poderosa que podría haber sido expuesta cuando el acusado diera su testimonio.

Las acusaciones del grupo autoidentificado como Anonymous contra Trump se orientan en dicho sentido, pero el asesinato permanece como una especulación. Lo que permanece veraz es la relación entre Epstein y los personajes referidos, así como la evidencia de las actividades ilícitas del multimillonario.

Comentarios