Panorama económico aún es de ‘nubarrones’

0
26
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Chantal Martínez Díaz.-

Cd. Victoria, Tam.-
La reactivación económica en Ciudad Victoria y el resto del estado de Tamaulipas no es halagüeña y tardaría hasta finales del año, para recuperarse al cien por ciento.

Al afirmar lo anterior, dirigente de sectores productivos en la entidad afirmaron que, a pesar de ello, la reapertura de los negocios dará un respiro a los empresarios.

En entrevista para el programa “#ParaElApunte”, que transmite El Diario de Ciudad Victoria a través de sus plataformas digitales, Jorge Bello, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados; con Mario Flores Pedraza, presidente del Centro Empresarial Coparmex Victoria; así como con José Luis Loperena González, presidente de la Cámara Nacional de Comercio Victoria, coincidieron en señalar que el inicio a la “nueva realidad” fue fundamental para la reactivación ordenada, pues sería peor una nueva crisis sanitaria y económica provocada por el descuido o por no respetar los protocolos para evitar más casos de covid-19.

Los dirigentes empresariales señalaron que las pérdidas económicas durante la emergencia aún son incalculables, pero lo que más lamentaron es que hubo muchos negocios que tuvieron que cerrar de manera definitiva.

“En lo general el recuento arroja números rojos para el sector comercio, servicio y turismo de la Capital de Tamaulipas, lo cual hace que la reactivación se vuelva más complicada”, dijo Loperena.

Por ello, piden a las autoridades mayores apoyos para establecer estrategias que incidan en que la reactivación económica sea más rápida y con ello satisfacer las necesidades, tanto de clientes como de dueños.

El presidente del Centro Empresarial Coparmex Victoria, Mario Flores Pedraza, aclara que el panorama en modo alguno no les pintaba bien; incluso, la crisis comenzó para muchos en el 2019.

Sobre todo, explica, que no han dejado de cumplir sus obligaciones fiscales y laborales; por ejemplo, por cada cien mil pesos de nómina, los patrones están obligados a pagar 48 mil pesos de prerrogativas a los trabajadores; es decir, el IMSS, Infonavit y otras.

Comentarios