Perrito no se mueve del lugar donde se suicidó su dueño

El perrito veía el agua del río, entre los barrotes del puente, desde que su dueño lo llevó ahí y decidió saltar al agua

0
115
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Un perro que todo parecía indicar no era callejero debido a que se podía ver que estaba bien cuidado, causó la curiosidad de hombre, ya que el animal llevaba varias horas sentado en la misma posición sobre el río Yangtze en Wuhan, en la provincia de Hubei, China.

Pero el hombre después supo que el perrito veía el agua del río, entre los barrotes del puente desde que su dueño lo llevó ahí y decidió suicidarse cuando saltó al agua.

El presidente de la Asociación de Protección de Animales Pequeños de Wuhan, Du Fan, señaló en un comunicado cómo fue que conoció la triste historia del perrito abandonado.

Al parecer Xu, un habitante de Wuhan, había pasado en dos ocasiones por el puente y había visto al perrito viendo hacia el agua muy desconsolado, fue entonces que decidió llevarle agua y comida; sin embargo, el animal no quería querer moverse de lugar, no quería comer ni tomar agua.

Fue entonces que decidió investigar sobre lo que había pasado y pudo saber que un hombre caminaba con su perro y había subido al barandal saltando al agua y desapareciendo en ella.

Cinco días después el perrito seguía en el lugar, incluso algunos obreros trataron de llevárselo, pero el perro regresaba corriendo otra vez a buscar a su dueño.

El señor Xu cargó al perro y se lo llevó hasta su coche, pero el animal saltó desesperado y se perdió en el parque que está junto al río y no volvió a verlo.

El señor Xu mandó un mensaje a la Asociación de Protección de Animales Pequeños de Wuhan y Du Fan, donde su presidente se encargará de darle continuidad al caso.

También pidió que se investigara si la historia del hombre que se suicidó era verídica revisando las cámaras, pero estas solo mostraban a alguien aventándose al agua desde el puente.

Por lo que la Asociación decidió viralizar la foto del perrito para ver si alguien lo encuentra.

La historia ha conmovido a los usuarios de las redes sociales y en particular a Japón, ya que muchas personas han recordado la trágica historia de Hachiko, el fiel perro Akita, que esperó durante 10 años el regresó de su dueño en la estación de trenes Shibuya en Tokio.

Con información de: noticieros.televisa.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Rescata a sus gatitos del fuego y sufre quemaduras