Mau y Ricky se meten en el ‘flow’ de Dylan Fuentes y Tainy

0
36
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Miami, 12 jun (EFE).- El dúo venezolano Mau y Ricky, el cantante colombiano Dylan Fuentes y el aclamado productor puertorriqueño Tainy presentaron este viernes «Mente», una canción que logra encontrar un universo musical en el que conviven «sin costuras» sus estilos.

«Yo tenía la canción más o menos armada con el productor Albert Hype cuando se la llevé a Tainy, quien notó que los artistas perfectos para llevarla al próximo nivel eran Mau y Ricky», dijo a Efe Fuentes, quien forma parte del sello discográfico NEON16, que el productor tiene con su socio Lex Borrero en Miami.

En una entrevista, en la que participaron los cuatro artistas, Fuentes explicó que «‘Mente’ es una canción de desamor con un ‘flow’ de pop urbano sensual que podrían perfectamente haber escrito Mau y Ricky».

Eso fue lo que acercó a los cantautores al tema, que les llegó a través de Tainy, en quien aseguran confiar «ciegamente».

De hecho, «Ricky dijo que sí, sin haber escuchado la canción, únicamente porque venía de él y era para trabajar con Dylan», indicó Mau Montaner.

Tainy, quien ha trabajado con artistas de la talla de Selena Gómez y Justin Bieber, explicó que su función fue «crear el fondo de ese espacio en el que los tres artistas se sintieran cómodos colaborando. Que fuera más allá de dos estilos juntos sino una verdadera colaboración creativa».

La canción viene acompañada de un video innovador que, aunque no parece, fue grabado por los artistas en lugares diferentes, respetando las medidas de confinamiento para contener la pandemia del coronavirus.

Mientras Fuentes hizo su parte en Colombia, Mau y Ricky lo grabaron en su oficina en Miami al igual que Tainy.

Ricky Montaner explicó que la grabación del videoclip «fue un superesfuerzo pero valió la pena», ya que tuvieron que mover gran parte de sus equipos para dejar una pared totalmente blanca; aunque su hermano aseguró que fue él quien se encargó de la mayor parte del trabajo.

La producción, dirigida por Elliott Muscat/The Garden, fue además un interesante trabajo técnico en el que los videos fueron convertidos a formato VHS y grabados a cinta de 35 mm, para luego ser digitalizada.