Amparan a líder que secuestró a Silvia Vargas

Deja sin efecto la resolución el auto de formal prisión dictado en su contra por no contar con una defensa adecuada, aunque no recobrará su libertad

0
82
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El líder de la banda de Los Rojos, Cándido Ortiz González, El Comandante Blanco, logró un amparo del Tribunal federal; Ortiz secuestró el 10 de septiembre de 2007 de la joven Silvia Vargas Escalera, hija del ex titular de la Conade, Nelson Vargas, lo que dejó sin efecto la resolución el auto de formal prisión dictado en su contra por no contar con una defensa adecuada.

En la resolución judicial se dejó claro que Ortiz González no recobrará su libertad por el momento, pero sí exhibe a las autoridades que intervinieron en el caso porque no se cercioraron que la persona que lo representó legalmente no era licenciado en Derecho.

Ortiz, quien también se hace llamar Eduardo Cisneros Marín y/o Leonardo Huerta López y Óscar Ortiz González, fue detenido en 2009 y está acusado del secuestro cometido en agravio de la víctima identificada como J.V., cometido el 29 de agosto del 2008.

Manuel Bárcena Villanueva, magistrado titular del Segundo Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito, señaló que no se encuentra demostrado que Jorge Carlos Heredia García, quien intervino como defensor de oficio, durante la declaración ministerial, hubiera tenido la autorización para ejercer la profesión de licenciado en derecho y tener estar autorizado para desempeñar dicho cargo, situación que atenta contra una defensa adecuada.

Por lo que la sentencia ordena al Cuarto Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito en la Ciudad de México dejar sin efecto la resolución del 14 de enero de este año en la toca penal 132/2018 y en su lugar emita una nueva determinación en la que ordene al Juez Segundo de Distrito Especializado en Ejecución de Penas en la Ciudad de México la reposición del procedimiento en el expediente 359/2019.

La determinación se debe dictar hasta un momento antes de la emisión del auto de plazo constitucional, porque la posible violación al procedimiento se pudo cometer ante la autoridad ministerial.

El juez debe cerciorarse que las personas que comparecieron como defensores de El Comandante Blanco sean licenciados en Derecho.

El secuestro de Silvia Vargas se realizó el 10 de septiembre de 2007, cuando la joven salió de su hogar para dirigirse a su escuela a las 6:30 horas. Posteriormente su padre, Nelson Vargas le llamó varias veces al celular donde un hombre le contestó y le dijo que la tenía secuestrada por lo que le exigió 3 millones de dólares a cambio de su liberación.

Fue el 27 de septiembre del 2007 cuando se recibió la última llamada de los secuestradores, quienes le dijeron que ya no volverían a marcar y que no les interesaba el dinero, después que se pidió una prueba de que la víctima estaba viva.

Posteriormente, el 11 de diciembre de 2008, la PGR dio a conocer que, por medio de dictámenes en genética forense que se practicaron a los restos localizados en la calle Bellavista 51 de la colonia San Miguel Xicalco, delegación Tlalpan, correspondían a los de Silvia Vargas.

Con información de: milenio.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Agreden a empleada del Oxxo por dar mal el cambio

Comentarios