Arturo Soto, ¿el bueno para Cd. Victoria?

0
163
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Azahel Jaramillo H.

Ni modo. Los victorenses estamos ya al querer o no, en la refriega de los partidos por ganar por e iremos otra vez a las urnas justo por estos días del próximo año 2021. Con la difusión de la encuestas de “Massive Caller” puede decirse que ya arrancó el proceso electoral.

En estos días de Covid-19 y de aguaceros un acontecimiento ocupó la atención de los futurólogos de la política partidista victorense: el “affaire” de Mauricio, en el estacionamiento de un supermercado. Mauricio, como sabemos todos es hermano de Lalo Gattás, quien pinta bien en las encuestas para quedarse con la candidatura de MORENA a la presidencia municipal de Victoria. En el hándicap por quedar de candidato de MORENA el otro jinete susceptible de quedarse con la estafeta de candidato es el doctor Felipe Garza Narvaez, ex priista como también lo son Lalo Gattás y el propio jefazo Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Las campañas para alcaldes y diputados locales en estas tierras tamaulipecas se auguran feroces, con canciones pegajosas y kilos y kilos de lodo.

Por lo que toca a nuestra linda… mejor dicho nuestra muy ojerosa… maltratada… pozuda…y olvidada… Ciudad Victoria por el PAN son cuatro las cartas que se barajan— y primero las damas– : la diputada local Pilar Gómez Leal, el diputado Arturo Soto Alemán, el síndico Luis Torre Aliyan, y el diputado local Mario Ramos Tamez,

Por lo que toca a Soto Alemán, vale decir de cuna modesta… panista de verdad… curtido en las urnas, donde ya conoce el sabor de la derrota y de la victoria.

La primera ocasión que Soto Alemán, aventajado alumno ( en la política) de la fallecida Leonor Sarre Navarro, fue abanderado del PAN… fue hace cosa de nueve años.

Compitió Arturo entonces primero en una elección interna en el PAN Victoria para nominar candidato a alcalde. Compitió contra el carismático Gustavo Cárdenas Gutiérrez. Gustavo ya había sido alcalde de Victoria y ya había sido diputado local. Y resulta en esas elecciones internas el ganador fue Arturo.

Gustavo Cárdenas se inconformó. Y alegó fraude interno. Y Arturo con la candidatura en el bolsillo, asegurada, se animó a decir a la prensa…

es decir se quedó callado. Y dijo una frase provocadora: “Los muertos tienen derecho a patalear”.

Eso encrespó más a Gustavo Cárdenas. Se movilizó, se salió del PAN y consiguió que el partido Movimiento Ciudadano, entonces con cero presencia en Victoria lo nominase su candidato a alcalde.

Era la primavera del año 2013.

Así en la boleta electoral aparecieron tres nombres: Alejandro Etienne por el PRI, Arturo Soto por el PAN y Gustavo por el MC. Ganó Etienne por 50 mil 906 votos. En segundo lugar quedó Gustavo con 41 mil 886 y en tercero Arturo con 29 mil, 638.

Volvió Arturo a contender por la alcaldía. En su segundo intentó perdió ante el tricolor Oscar Almaraz que obtuvo 49 mil 561. Arturo obtuvo 45 mil 372. En dicha ocasión cambió todo el panorama. Ganó el PAN la Gubernatura con Francisco García Cabeza de Vaca.

Hoy por hoy, Arturo Soto curtido en las urnas, pues ya ganó una curul en las votaciones, podría ir por su tercera vez en la boleta para ser alcalde de su amada Victoria.

Arturo Soto el hijo más afamado de la colonia Azteca y heredero político de Leonor Sarre—aunque él no lo vea así—tiene varias ventajas para ganar. El PAN es el partido en el poder. Sabe hacer equipo. Es organizado. Le falta eso sí, ser más conciliador.

Sinn duda. Soto Alemán conoce ya mejor el abc de la política.

NOS VEMOS.

Azahel Jaramillo Hernandez [email protected]

Comentarios