Bloqueos, en manos de AMLO

0
59
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Alfredo Guevara.-

Cd. Victoria, Tam.-
Por lo menos 600 millones de pesos se requiere del Gobierno de la República para liquidar la diferencia, entre lo que facturaron y el precio de garantía que demandan los productores por tonelada de sorgo.

La ficha informativa de lo anterior se encuentran en el escritorio del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y será él quien tome la decisión, expuso Ariel Longoria García, secretario de Desarrollo Rural.

El tema está en trámite, a efecto de que los productores salgan adelante y no queden endeudados otro año, y con ello, en el siguiente ciclo de agrícola se queden muchas hectáreas sin sembrar de sorgo, por las deudas que vienen arrastrando los productores, estableció.

Lo anterior, tras haber participado en la reunión con productores agrícolas de la zona norte de Tamaulipas, que bloquearon varios tramos carreteros en demanda de que el sorgo sea considerado como cultivo elegible por parte de la Federación, y se pague un precio por tonelada de tres mil 735 pesos.

“Es la ruta que se acordó para sacar al precio de garantía, que tras la caída de la bolsa del precio los productores no podrán salir a pagar sus créditos y, por consecuencia, no tendrán dinero para las siembras del próximo ciclo”, apuntó.

Longoria García confirmó que hacen falta entre 600 y 800 millones de pesos para el millón 400 mil toneladas de sorgo y que se pague la diferencia a tres mil 735 pesos la tonelada, según lo que diga la factura y se complete a los productores.

Señaló que la demanda de los productores está detenida en instancias federales, de ahí que los productores de la zona norte hayan solicitado la intervención de autoridades de Gobierno del Estado y diputados federales, para que se les haga justicia.

El Secretario de Desarrollo Rural confió en que haya una respuesta favorable por parte del Gobierno de la República, a más tardar para este jueves, pues de no ser así los campesinos volverían a tomar medidas, como lo hicieron con el bloqueo de carreteras.

“La decisión está en el Presidente de México, ya tiene el tema en su escritorio y en él está la última palabra”, estableció.