Detienen a 300 manifestantes en Hong Kong con nueva ley

ás de 300 personas han sido arrestadas durante la jornada de hoy

0
33
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Este miércoles miles de manifestantes se reunieron en las calles de Hong Kong para protestar por la entrada en vigor de la nueva ley de seguridad nacional que China ha promulgado para el territorio y que ya ha dejado las primeras detenciones por incumplirla.

Más de 300 personas han sido arrestadas durante la jornada de hoy, según cifras compartidas por la Policía en redes sociales, de las que nueve lo han sido bajo el amparo de la nueva normatividad.

Por primera vez en 17 años las autoridades han prohibido la tradicional manifestación gubernamental celebrada cada uno de julio, cuando se conmemora la retrocesión de Hong Kong de manos británicas a China en 1997.

Pese a la presencia de casi 4,000 agentes policiales desplegados y al acordonamiento de las calles, muchos manifestantes desoyeron la orden y salieron a protestar, tal como habían reclamado usuarios de los foros en Internet del movimiento prodemocrático hongkonés.

Varios comunicados fueron emitidos por la policía donde se señalaba que no estaba autorizada la marcha, señalando a los manifestantes que se dispersaran y advirtiéndoles de no atender esa exigencia se procedería a llevar a cabo las detenciones.

Los agentes emplearon camiones con cañones de agua para dispersar a los manifestantes, así como botes de gas lacrimógeno, mientras los protestantes levantaron barricadas y les prendieron fuego.

Los agentes han recibido autorización de detener a cualquier persona que porte banderas o pancartas con eslóganes relacionados con la independencia, la liberación o la revolución en la ciudad, que han sido ilegalizados, por lo que una mujer fue detenida por llevar una pancarta con el lema “Independencia de Hong Kong” y banderas de Reino Unido y Estados Unidos.

Los manifestantes piden la independencia de Hong Kong, con cánticos como “La independencia de Hong Kong, la única salida”, “Hongkoneses construid nuestra nación” y “El cielo destruirá al Partido Comunista de China”.

Hubo sin embargo, quienes señalaron que los manifestantes estaban locos y que “provocan problemas y no son patriotas”.

Carrie Lam, jefa de gobierno local, afirmó que la culpa de la radicalización de fracciones dl movimiento prodemocrático es de las autoridades de la ciudad, que lejos de acordar una conciliación, su error fue no aprobar la ley de seguridad nacional antes, como exigía la Ley Básica, la “mini-Constitución” del territorio.

Señaló que el hecho de que la mayoría de casos recaigan sobre la Justicia hongkonesa muestra el “alto grado de confianza” de Pekín en las autoridades de la ciudad.

El Gobierno de Pekín aseguró que la nueva ley es “la segunda más importante” tras la Ley Básica y que “fortalecerá” el modelo de “un país, dos sistemas” que rige la autonomía de la antigua colonia británica frente al resto de China.

Zhang Xiaoming, vicerrector de la oficina para Hong Kong del régimen chino, señaló que se seguirá impulsando la tolerancia política en la ciudad, así como la coexistencia de “diferentes visiones”.

La nueva ley establece penas de hasta cadena perpetua para supuestos de “secesión, subversión contra el poder estatal, actividades terroristas y confabulación con fuerzas extranjeras para poner en riesgo la seguridad nacional.

 

Con información de: noticieros.televisa.com

Comentarios