Lo que se dice…

0
146
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

PRIMER TIEMPO.- Ayer hubo mucha confusión luego de la intervención de la secretaria Gloria Molina con respecto a las medidas emergentes para contener la pandemia en Tamaulipas. Y no me refiero a lo del “Seven Up”.

Y es que en su transmisión en redes dijo que el cierre de tiendas era un exhorto, sin embargo, más tarde lanzaron una especie de comunicado con los diez puntos más importantes, dejando en claro que ya era un hecho el cierre, es decir, que no era una recomendación, sino una orden.

Al final solo queda decir una cosa: no han sabido informar bien.

MEDIO TIEMPO.- Por cierto, y con relación a las medidas anunciadas, insisto en que la mayor parte de las responsabilidad es de la gente que no se cuida. Muchas de las empresas y negocios sí respetan y hacen respetar los protocolos, me parece injusto que los limiten.

De por sí la economía está endeble, y si a eso le añadimos dos días a la semana sin abrir tiendas, supermercados y otros negocios, la cosa se va a poner más fea.

Por ejemplo, ayer que se anunció el cierre de estas empresas para el fin de semana, miles de personas… sí, miles de personas se volcaron a hacer compras de pánico, haciendo largas filas en el sol y sin respetar la distancia. Si no se contagian el fin de semana, se habrán de contagiar hoy o ayer o mañana. Si lo hicieron para evitar más casos de covid-19, pues no fue lo más prudente.

SEGUNDO TIEMPO.- En otros temas, resulta que Héctor Garza González, el que dice y asegura que será el próximo gobernador de Tamaulipas, fue removido como “Oficial Mayor” de la SEP y mandado a esa misma área, pero de la Secretaría de Gobernación.

En otros tiempos sería un gran salto político, pero a como están las cosas, pasó de echarle agua a un florero para hacer lo mismo, pero en otro florero. Pobre, él cree que es un premio.

TIEMPOS EXTRAS.- El Congreso del Estado cerró su periodo ordinario de sesiones con la aprobación de la llamada “Ley verde”, que no es otra cosa que cobrar una contribución a las empresas contaminantes. Ha sido un periodo extraño y atípico. Hubo cuatro contagios de coronavirus, pleitos, debates intensos, pero también algo de chamba parlamentaria.

Eligieron a Gerardo Peña como presidente de la Diputación Permanente, con lo que dirigirá las tareas parlamentarias en el receso, es decir, de aquí al uno de octubre.

PENALES.- El que no se midió fue el subsecretario de Planeación de la SET, Kiko Elizondo. Él obliga a sus empleados a acudir a las oficinas a trabajar. Lo peor es que algunas madres se ven en la necesidad de tener que llevar a sus hijos porque no tienen con quién dejarlos. De acuerdo con los decretos oficiales, los empleados gubernamentales pueden laborar desde casa, sobre todo las mamás con hijos menores de 12 años. Lo que hace Kiko es inhumano. Ah, pero a él no lo restringen.

EN CINCO PALABRAS.- El asunto va para largo.

PUNTO FINAL.- ¿Y si mejor sancionan a los ciudadanos irresponsables y dejan que fluya la economía?

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios