Bebés son asesinadas por un perro ‘celoso’

0
109
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Dos gemelas recién nacidas en Brasil fueron atacadas de muerte por el perro de su propia casa, en lo que los familiares explicaron que posiblemente se trató de “celos” del animal hacia las pequeñas por sentirse desplazado.

Elaine Novais, la madre de las pequeñas, dejó por un momento a sus bebés de apenas un mes de nacidas, Anne y Analú, mientras iba a con una vecina en Piripá el 23 de junio, cuando el perro atacó a las pequeñas.

La madre, de 29 años, escuchó que sus bebés lloraban en la habitación y de inmediato corrió y quitó al perro, pero el animal ya las había herido de gravedad en el abdomen, según un informe policial.

Uno de los vecinos que trabajaba como asistente de enfermería, se apresuró a ayudar a las gemelas y fueron llevadas al Hospital Municipal Maria Pedreira Barbosa, en donde se les declaró muertas.

Novais se derrumbó con sorpresa y dolor después de escuchar que habían perecido. «Esto ha devastado a los padres», dijo la vecina María de Jesús, según el medio.

“Rezo para que no caigan en una depresión, pero será difícil porque los niños eran hermosos, realmente amados y deseados desesperadamente”.

La perra había vivido con Novais y su esposo, Regis, durante cinco años y, por lo general, era gentil, pero puede haberse sentido «excluida» después de que nacieron los gemelos, dijo un miembro de la familia no identificado.

“Creemos que, con la llegada de los gemelos, el animal ya no tenía la atención y el afecto de sus dueños a los que estaba acostumbrado, dijo un familiar no identificado, según el medio.

«Esto pudo haber causado algún tipo de celos y llevó a lo que normalmente era un animal dócil a atacar a los niños».

Según el informe, uno de los bebés murió instantáneamente por las heridas, mientras que el otro resultó gravemente herido y sufrió un paro cardíaco. La pareja tiene dos perros, pero no se cree que el segundo haya estado involucrado en el ataque.

El trágico evento se produce después de que Novais y Regis, de 32 años, habían intentado sin éxito formar una familia durante nueve años, según el informe.

Comentarios