Saldo del ‘toque de queda’

0
126
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Las pérdidas económicas, por el cierre de tiendas de autoservicio, de conveniencia y otras, fueron de más de mil millones de pesos, según cálculos de las cámaras empresariales.

Será la semana que entra, o hasta dentro de 15 días, cuando veamos los resultados en materia sanitaria, es decir, si se redujo el número de contagios, para ver si realmente sirvió esta determinación.

Lo cierto es que insistimos en que el cierre de comercios no es la solución.

Y lo decimos porque ellos sí han estado trabajando bien, en cuanto a las medidas de prevención y los protocolos de salud.

La mayoría de esas tiendas no dejan entrar a la gente sin cubrebocas, dan gel antibacterial y toman la temperatura. Limpian carritos del mandado y colocan tapetes sanitizantes. Son muy estrictos con el número de personas que hay en los establecimientos, y han acatado todas y cada una de las recomendaciones.

Ellos no son los culpables de que la tasa de casos por covid-19 haya aumentado. Es por la irresponsabilidad de la gente.

Vimos como entre jueves y viernes llenaron las tiendas para hacer sus compras. Ahí pudo haber focos de infección. Vimos que se abastecieron de cerveza e hicieron largas filas para poderla comprar. Ahí se pudieron haber contagiado.

El fin de semana la movilidad bajó, cierto, pero muy poco, porque hubo muchas denuncias de gente que estaba haciendo fiestas y reuniones con más de 20 personas. Siguieron las caravanas, y las autoridades hicieron poco para detenerlos.

Faltó mucha información y hubo confusión con decisiones absurdas, como el no permitir la venta de agua, pañales y artículos de higiene en las farmacias. Al final, pero muy al final, dijeron que sí se permitía, sin embargo, para entonces la población ya había hecho corajes.

El asunto es que sigo pensando que no es la mejor solución para detener el alto índice de contagios.

La restricción de circulación de la gente sí podría ser una buena solución, pero que haya sanciones a quienes falten a esa medida. Que haya castigos a quienes no usen cubrebocas, a los que anden en la calle sin nada que hacer. Que sean más estrictos con la ciudadanía y dejar trabajar a los comercios.

Solo así podremos detener este virus, que cada vez agarra más fuerza y a mucha gente sigue valiéndole gorro, y sigue sin creer en la pandemia.

EN CINCO PALABRAS.- Busquen otras alternativas más eficaces.

PUNTO FINAL.- “A los socialistas no les importan los pobres; lo suyo es odiar a los ricos”: George Orwell, en su libro “1984”.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios