Otras medidas

0
96
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata-.

Ya vimos que, económicamente, la restricción de cerrar negocios los fines de semana no funcionó.

También nos dimos cuenta que el problema no era ir por un café al Oxxo o por la despensa a Soriana o HEB.

Se confirmó que mucha gente no hace caso, que a mucha gente le vale madres la pandemia, que mucha gente no cree en el coronavirus y hace su vida como si nada pasara.

Lo anterior hizo que las autoridades analicen echar atrás la determinación de cerrar comercios y tiendas durante dos días, porque al final de cuentas, hacen sus compras el viernes y la fiesta el sábado. Eso no es impedimento.

Lo que el gobierno podría hacer es endurecer las medidas sociales y, entonces sí, obligar a la ciudadanía, bajo sanción de por medio, al confinamiento.

Que nadie salga durante 15 días, salvo los trabajadores de los servicios esenciales.

Que solo una persona salga de casa a hacer la compra, y que compruebe que en realidad la va a hacer. De lo contrario, que los multen o, incluso, que los manden a prisión.

El gran problema que ha propiciado el alza en los índices de contagios, es porque muchas personas no han hecho caso de las indicaciones y de mantenerse en confinamiento.

He escuchado frases como estas:

-“Es un engaño del gobierno para que no sepamos que van a aumentar impuestos”.

-“Es porque a Cabeza de Vaca no le han autorizado un préstamo”.

-Sigo sin conocer a nadie con coronavirus. Es una trampa mundial”.

Y cosas por el estilo.

El problema existe y cada vez aumenta más. Es urgente que se tomen medidas más duras para evitar más casos. Los contagios ya se cuentan por centenas en Tamaulipas y ya estamos a un paso de que colapse el sistema de salud.

Los gobernantes parece que no quieren que haya ese tipo de decisiones, por temor a que se refleje en las urnas en las siguientes elecciones.

Así que lo mejor es que le hagan como en otros países, en donde sí hubo éxito para bajar la incidencia: todos en casa, nadie sale, y el que salga, se le sancionará de manera fuerte.

Eso es lo que se debería hacer, ya que la gente sigue sin entender que el problema es grave.

EN CINCO PALABRAS.- Quédense en su casa, carajo.

PUNTO FINAL.- “Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de mofa”: Demócrito.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios