Bolsonaro le da publicidad a polémico hidroxicloroquina

Compartiendo videos en los que toma píldoras de hidroxicloroquina e insta a otros a hacer lo mismo, medicamento del cual no se ha comprobado su eficacia

0
35
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

El presidente de Brasil, Jair Bosonaro, después de meses defendiendo un fármaco antipalúdico como tratamiento para el nuevo coronavirus, se ha convertido en un caso de prueba en vivo ante millones de personas, compartiendo videos en los que traga píldoras de hidroxicloroquina e insta a otros a hacer lo mismo, medicamento del cual no se ha comprobado su eficacia.

El mandatario brasileño señaló esta semana que había dado positivo al virus, pero que ya se sentía mejor gracias a la hidroxicloroquina, compartiendo poco después un video donde toma lo que describió su tercera dosis y sonriendo señala que confía en este medicamento.

También en el Facebook señaló los beneficios del fármaco además de afirmar que sus enemigos políticos querían que fracasara.

Estudios en Gran Bretaña y Estados Unidos como de la Organización Mundial de la Salud concluyeron que la cloroquina y la hidroxicloroquina son ineficaces contra el Covid-19 y en ocasiones resultan mortales debido a sus efectos secundarios en el corazón

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, ha promocionado la hidroxicloroquina, un tratamiento para el Covid-19, pero la cloroquina, una versión más tóxica del medicamento producido en Brasil, defendido incluso por Bolsonaro, que afirma que el virus es en gran parte inevitable y no supone un problema médico grave.

Paulo Calmon, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Brasilia, señaló que se ha convertido en el hombre anuncio de curar el Covid-19 con hidroxicloroquina, indicando que la cloroquina forma parte de la estrategia política negacionista, con el objetivo de convencer a los votantes de que los efectos de la pandemia pueden controlarse con facilidad.

Un mes después del primer caso confirmado del virus en Brasil, Bolsonaro presentó una de sus pocas iniciativas importantes para combatir la pandemia, anunciando instrucciones al ejército brasileño para que redoblase la producción de cloroquina, el cual produjo más de dos millones de píldoras a pesar de que la asociación brasileña de medicina de cuidados intensivos recomendaba que no se recetara.

La casa Blanca donó dos millones de píldoras de hidroxicloroquina a Brasil el 31 de mayo, dos semanas después la FDA revocó una autorización a su uso en urgencias citando efectos secundarios perjudiciales.

Con casi 68.000 muertos en Brasil, la más alta a nivel mundial, el número sigue creciendo y donde el Ministerio de Salud sigue distribuyendo millones de píldoras de cloroquina en el territorio, llegando incluso a pequeñas ciudades con poca o ninguna infraestructura para gestionar la pandemia.

Kreta Kaingang, coordinadora de la organización indígena APIB, señaló que intentan utilizar al pueblo indígena como conejillos de indias para probar la cloroquina y para promocionarla como ha hecho Bolsonaro.

Médicos señalaron estar preocupados por la promoción de Bolsonaro por el medicamento ya que una oleada de pacientes y familiares desesperados la piden.

Una gran mayoría de los médicos se opone a los protocolos sobre el uso de este medicamento, pero algunos siguen creyendo en el tratamiento, presionando a las autoridades para que permitan su uso.

Partidarios y asesores de Bolsonaro han amplificado el mensaje.

El hijo del mandatario, Eduardo Bolsonaro, señaló que su padre vencerá la enfermedad porque está tomando el medicamento contra la malaria.

Con información de: noticieros.televisa.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Queman estatua de madera de Melania Trump

Comentarios