Lluvias torrenciales dejan 64 muertos en Japón

Las intensas lluvias han afectado sobre todo a la isla de Kyushu, donde 84 ríos sufrieron desbordamientos del caudal que provocaron inundaciones en más de 100 localidades

0
31
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

En Japón, las autoridades meteorológicas emitieron una alerta debido a que continuarán en las próximas horas las lluvias torrenciales, que ya han dejado al menos 64 muertos, además de causar grandes estragos en áreas del sudoeste y centro del país.

Según un último recuento, hay 17 personas desaparecidas como consecuencia de las precipitaciones, que han alcanzado niveles nunca antes vistos por décadas en diversas zonas y que han provocado inundaciones y derrumbes de tierra a lo largo del archipiélago desde el fin de semana pasado.

Las intensas lluvias han afectado sobre todo a la isla de Kyushu, donde 84 ríos sufrieron desbordamientos del caudal que provocaron inundaciones en más de 100 localidades.

Además se han producido 179 deslizamientos de tierra o barro en 23 prefecturas de las 47 con las que se divide Japón, más de la mitad en las provincias de Kumamoto, Kagoshima y Nagasaki, informó el Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte.

Kuma, en Kumamoto, es donde se han producido la mayoría de las muertes y donde los equipos de salvamento terminaron de rescatar a los residentes que seguían atrapados.

Alrededor de 125 personas permanecen aisladas y en espera de ayuda en otras dos localidades de la prefectura.

Bomberos, policía, fuerzas de autodefensa y guardacostas se han involucrado en las labores de búsqueda y rescate, señaló el portavoz del Ejército, Yoshihide Suga.

En Fukuoka las inundaciones han causado graves daños en áreas de cultivo e invernaderos en los alrededores de la ciudad de Kurume.

La extensión de los daños se sigue evaluando por las autoridades e informaron que más de 4 mil 700 viviendas han sufrido inundaciones en 22 prefecturas, sobre todo Kyushu, donde prevén aumente la cifra en las próximas horas.

El Gobierno planea registrar a la región como zona afectada por “desastre natural grave”, lo que le permitirá recibir ayuda económica especial y urgente para financiar las reparaciones.

Shinzo Abe, primer ministro, ordenó rapidez en la investigación y análisis para poder avanzar en el procedimiento y se tomen las medidas necesarias para recuperar las telecomunicaciones, que son muy importantes en la zona afectada y hacer todo lo posible para asistir a las víctimas.

 

Con información de: noticieros.televisa.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Queman estatua de madera de Melania Trump

Comentarios