Quiebra Xico a Victoria

0
130
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

Ayer, el alcalde de Victoria, Xico González Uresti, afirmó en entrevista ya no tener dinero, por lo que pediría ayuda al Gobierno estatal para pagar la nómina de los empleados municipales.

El edil capitalino le echa la culpa a la pandemia por covid-19. Dice (y no se vaya a usted a reír… bueno sí, porque es risible) que los problemas económicos a nivel mundial ya le pegaron a Victoria.

Hasta donde se sabe, el Gobierno municipal no ha dejado de recibir las participaciones. Hasta donde se sabe, la única baja que ha tenido es en el pago del Impuesto Predial, sin embargo, mucha gente había hecho su contribución entre los meses de enero y febrero, antes de la emergencia.

Hasta donde se sabe, no tienen proyectos en marcha. No han hecho obras, ya que las escasas que se hacen en la Capital de Tamaulipas las construyen el Estado o la Federación.

La única aportación extraordinaria que han realizado, debido a la emergencia sanitaria, es la entrega de las paupérrimas despensas y la impresión de folletos con la información del coronavirus.

Tienen muchas partidas presupuestales, entre ellas la del pago de rentas, pero tampoco lo han hecho, ya que fueron lanzados de unos locales y además quedaron debiendo la luz.

No entendemos cómo es que ya no tiene dinero, y menos para la nómina.

Victoria tiene un presupuesto aprobado para el 2020 de 962 millones 751 mil 30 pesos. De esa cifra, 415 millones 277 mil 500 pesos, es decir, el 43.13 por ciento, es para el rubro de Servicios Personales, o sea, para pagar sueldos y compensaciones.

Apenas vamos a la mitad del año y ya no tienen dinero. ¡Caray! ¿Pues cómo le hicieron si ni gastos tienen?

Es necesario que las autoridades de la Contraloría Estatal se echen un clavado y vean por qué ya no hay dinero.

Insisto, no hay obras, no hay proyectos, no hay becas, no hay programas sociales, ¿qué hicieron con lo destinado para esos rubros?

El mantenimiento de la ciudad es mínimo, porque vemos una localidad hecha pedazos, vemos una Capital sin inversión. Se nota una Victoria sin que nadie le dé una manita de gato.

¿Qué hicieron con todo el dinero, que ya no les queda ni para sueldos?

Urge que investiguen.

Victoria ha padecido de alcaldes que eran malos administradores, pero buenos políticos. En otras ocasiones con malos políticos, pero buenos administradores. Xico es mal político y, por lo que se ve, un pésimo administrador.

Y a cómo vemos las cosas y con el odio que le tienen a la ciudad, lo van a querer dejar más tiempo.

EN CINCO PALABRAS.- Pobre Victoria, está muy maltratada.

PUNTO FINAL.- “Adán comió la manzana, y todavía nos duelen las muelas”: Proverbio húngaro.

Twitter: @Mauri_Zapata

Comentarios