‘Diamante’ de la caminata

0
28
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rubén Jasso.-

Un gran trabajo es el que ha venido realizando la jovencita victorense Daniela Vázquez Pérez dentro de la marcha olímpica, pues a pesar de que no existen las condiciones para entrenar al cien por ciento por las restricciones a causa del covid-19, entrena con todo su entusiasmo siguiendo a distancia las indicaciones de Jesús Guerrero.

La joven marchista tiene un año que entrena con “La Chana”, periodo en el cual ha mejorado su técnica y tiempo en la distancia de los cinco kilómetros dentro de la categoría Sub-14.

El objetivo de Daniela, es regresar de lleno a la pista una vez que termine la contingencia sanitaria para comenzar a prepararse ahora si al cien por ciento con miras a representar a Tamaulipas en algún campeonato nacional, algo que no estaba lejano antes de que llegara la pandemia a nuestro país porque estaba a nada de asistir a los Juegos Nacionales Escolares, que debieron suspenderse por las razones ya conocidas.

Hija del matrimonio formado por la señora Claudia Pérez Bernal y de su padre Daniel Vázquez Galván, Daniela sigue entrenando duro con un trabajo específico por parte de “La Chana” y cuando hay posibilidades, lo hacen en un circuito por las calles o acuden a espacios donde pueden realizar resistencia y fuerza, cumpliendo siempre con las medidas sanitarias.

Daniela estudia en la escuela Secundaria General Uno y avanzó al tercer grado.

Cabe destacar que en la eliminatoria municipal celebrada en enero, cronometró 17 minutos y 32 segundos en la prueba de los tres kilómetros de caminata, pero debido al cambio de categoría ahora está entrenando en los cinco kilómetros, en donde poco a poco ha ido mejorando en cuanto a la técnica y tiempo, de acuerdo a lo que establece su propio entrenador Jesús Guerrero.

Para Daniela Vázquez, la caminata ha sido una gran experiencia, pues al principio no le convencía, ya que acudía a los entrenamientos que llevaban a cabo en el paseo Pedro José Méndez para acompañar a su hermana Valeria de nueve años, pero fue tanta la insistencia del profesor Jesús Guerrero que se convenció y ahora está forjando su propio camino.

Por su parte, su mamá Claudia Pérez al igual que su padre Daniel Vázquez, le han brindado todo el apoyo necesario para que vaya desarrollando y creciendo como marchista, “mientras ella quiera y podamos vamos a estar ahí, este es un gran grupo de niños y jóvenes, somos como una gran familia, aquí todos nos ayudamos”, dijo la madre de la deportista.

Comentarios