Alertan a deudores por cobranzas extrajudiciales

0
141
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

José del Carmen Perales Rodríguez.-

Cd. Victoria, Tam.-
La posibilidad de que las dificultades económicas de quienes tienen adeudos con alguna institución financiera se agudicen, podría dar lugar a que se incrementen los procedimientos de cobranza extrajudicial a través de despachos externos.

Así lo advirtió la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al mismo tiempo que recordó a las personas que hayan sido objeto de algún abuso, que cuentan con la protección del Registro de Despachos de Cobranza (Redeco).

Al respecto Rogelio Mata Delgado, representante de la Condusef en Tamaulipas, comentó que existen regulaciones hacia los despachos de cobranza, para evitar que incurran en conductas que puedan resultar en abusos.

«Los despachos de cobranza al contactar al deudor, aparte de identificarse plenamente así como a la entidad que representa, deben dirigirse de manera respetuosa y educada, asimismo comunicarse o presentarse en un horario de 07:00 a 22:00 horas, de acuerdo a los husos horarios en que se encuentre el deudor», expuso.

De igual forma documentar por escrito con el deudor el acuerdo de pago, negociación o reestructuración de los créditos, préstamos o financiamientos; indicando los términos y condiciones que permitan, si es el caso, identificar la oferta, descuento, condonación o quita.

«Ahora bien lo que no deben hacer es utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas; así como tampoco utilizar números de teléfono que aparezcan en el identificador de llamadas como confidencial, oculto, privado o con cualquier otra que imposibilite su identificación», precisó.

Mata Delgado dijo que tampoco deben amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares, compañeros de trabajo o cualquier otra persona que no tenga relación con la deuda; ni realizar gestiones de cobro a terceros, incluidas las referencias personales y beneficiarios, con excepción de Deudores solidarios o avales.

«Los despachos de cobranza no deben enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales u ostentarse como representantes de algún órgano jurisdiccional o autoridad; ni recibir por cualquier medio y de manera directa el pago del adeudo», concluyó.