Empleadas domésticas a la deriva: Conapred

0
52
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Rogelio Rodríguez Mendoza.-

Cd. Victoria, Tam.-
Un 98 por ciento de las empleadas domésticas trabajan sin contrato laboral y solamente el 12 por ciento tiene alguna prestación social, denunció la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Por esa razón, hizo un llamado a los empleadores para que garanticen la salud de las trabajadoras del hogar.

Calificó como preocupante que solo el 2 por ciento de las empleadas domésticas tengan un contrato laboral, y que apenas un 12 por ciento tengan acceso a servicios de salud, por lo que instó a los patrones a inscribirlas en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El llamado de la Conapred es, incluso, para que los patrones no incrementen la carga de trabajo de las trabajadoras durante la contingencia por el covid-19.

“Durante la fase 2 de la contingencia por coronavirus COVID-19, declarada por las autoridades de la Secretaría de Salud, se hace un llamado a no aumentar la carga laboral de las personas trabajadoras del hogar que residen en casa de sus empleadoras o empleadores, tanto para atender a infantes, como el cuidado de quienes que presenten síntomas de padecimientos que pongan en riesgo su salud” señaló el organismo.

El Conapred anunció que se suma a los esfuerzos de otras organizaciones e instituciones en la defensa de los derechos a un salario digno, a la seguridad social y a un trabajo sin discriminación de este sector poblacional.

A nivel nacional existen en promedio 2.4 millones de personas que se dedican a labores del hogar.

El principal problema al que se enfrentan es la ausencia de prestaciones, a lo cual se suma las malas condiciones de trabajo y al maltrato o abuso en los lugares de trabajo.

Por esa razón, insistió en su exhorto a los empleadores para que, en la medida de lo posible preserven los derechos de este sector de la población, garantizando que se queden en casa y pagarles el monto integro de su salario dados los riesgos a la salud que implica el traslado, cuidar su salud y contribuir a los gastos en caso de que se enferme.