Querían llamar su hijo Lucifer y funcionaria se negaba

Los padres interpusieron una queja ya que ellos piensan que es un buen nombre y no esperaban avergonzarse por ello

0
174
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Una de las situaciones que más genera discusiones cuando nace un bebé es la búsqueda de su nombre, ya el padre quiere uno y la madre otro.

Pero en este caso ambos estaban de acuerdo, quien no estaba de acuerdo el asignarle el nombre era la funcionaria del Registro Civil.

Al parecer una pareja en Reino Unido, del condado de Derbyshire decidió ponerle el nombre del diablo a su bebé, Lucifer, pero la funcionaria señaló que llevar este nombre le traería problemas a lo largo de vida.

Dan y Mandy Sheldon señalaron que el funcionario se horrorizó al escuchar el nombre que querían ponerle a su bebé de cuatro meses y que no creían que que esto causara confusión.

La pareja no había podido hacer el trámite antes por culpa del coronavirus ya que las oficinas estaban cerradas y al abrir pensaron en hacerlo y emocionados acudieron a registrarlo, pero que el funcionario les dijo que con ese nombre el bebé no podría conseguir un trabajo y que los maestros no querrían enseñarle, a lo que la pareja les explicó que ellos no eran religiosos y que Lucifer en griego significa “portador de luz” y “mañana”.

Los padres interpusieron una queja ya que ellos piensan que es un buen nombre y no esperaban avergonzarse por ello.

El Consejo les pidió una disculpa si se sintieron ofendidos y aseguraron que era trabajo de los funcionarios asesora en cuanto a los nombres para evitar repercusiones futuras.

En Reino Unido hay muchas restricciones legales en cuanto a nombres se refiere, que solo impiden obscenidades y número.

En países como Nueva Zelanda sí prohíben el nombre de Lucifer desde el 2013.

Con información de: upsocl.com

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Se le mueren sus dos hijos por Covid-19 en 11 días