Atienden al JR por covid, en el San José de Monterrey

0
177
Tiempo aproximado de lectura: 3 minutos

Fernando Acuña Piñeiro.-

El súper delegado de los programas sociales obradoristas en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal, al parecer enfermó del COVID-19 y le deseamos un sincero y pronto restablecimiento, pues la estructura del obradorismo ciudadano lo necesita en la operación diaria, a la cual los tenía acostumbrados, según las fotos publicadas cotidianamente en redes sociales. Es cuestión de asomarse a los espacios de Internet, para darnos cuenta que muchas personas están pidiendo por su recuperación. Nos sumamos a ellas.

Se sabe que JR fue internado en el hospital privado San José, de la ciudad de Monterrey, Nuevo León. El nosocomio está catalogado entre los más exclusivos del país. Cuenta con los mejores recursos en formación profesional y en materia de tecnología, a nivel mundial. Se trata de una clínica de primer mundo, con espacios funcionales, pulcros y confortables, ajenos a la aglomeración.

Nada que ver con el IMSS o el ISSSTE, donde suelen llegar las familias de escasos recursos económicos. Aquí, en esta infraestructura de hospitales públicos, actualmente a punto de ser rebasadas por la pandemia, es donde convalece del coronavirus el pueblo llano, sin mayores oportunidades de recibir una atención personalizada y de calidad.

De acuerdo a algunos testimonios de trabajadores del IMSS en esta Capital, la visión de la masificación de los pacientes de COVID-19 es realmente desoladora y peligrosa, pues los tienen en una pequeña área de urgencias, justo en un pasillo estrecho, por donde suelen entrar personas para visitar a sus familiares, que están internados ahí por otras causas, ajenas a la pandemia.

El pasado 26 de julio, la secretaria de Salud en Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa, dio a conocer una noticia preocupante, en el sentido de que siete de los principales hospitales gubernamentales en nuestra entidad ya están al cien por ciento. Se trata, dijo la funcionaria, de cuatro nosocomios del ISSSTE y tres del IMSS.

“Al día de hoy, tenemos al cien por ciento tres unidades hospitalarias del IMSS en Ciudad Victoria, Nuevo Laredo y Matamoros, y cuatro unidades hospitalarias del ISSSTE, Tampico, Reynosa, Matamoros y Ciudad Mante”.

“Tamaulipas continúa sufriendo el impacto de la pandemia por COVID-19. Los casos no disminuyen, la curva no se ha aplanado y los fallecimientos, lamentablemente se siguen presentando”, reveló la servidora pública, responsable de trazar la estrategia sanitaria contra el coronavirus en nuestro estado.

En el pasado mes de junio, el Gobierno estatal puso en marcha el llamado Fondo “Héroes de la Salud”, para estimular a un padrón de más de cuatro mil médicos y enfermeras que se encuentran en el primer frente de batalla contra el coronavirus en el estado.

Una realidad muy diferente se respira en nosocomios privados, como el San José de la ciudad de Monterrey:

En la sección de formas de pago del San José, aplicada a pacientes particulares, existen dos vías: el dinero en efectivo, y el uso de tarjetas Visa, Master Card y Americán Express.

Si bien es cierto que el COVID no distingue clases sociales, pues a cualquiera puede afectar, sí se puede decir que la manera de tratarlo es muy diferente en una institución de salud, de alto rango hospitalario, que en un hospital perteneciente a la medicina social, donde la masificación y la calidad en la atención deja mucho que desear.

El año pasado, la revista América Economía dio a conocer que los hospitales Zambrano Ellion y San José, que forman parte del sistema de salud, en el Tecnológico de Monterrey, fueron reconocidos entre los mejores cuatro hospitales del país.

Como todos sabemos, el Tec de Monterrey fue fundado en los años cuarenta por el visionario empresario Eugenio Garza Sada, siguiendo el modelo corporativo de la educación estadounidense. Y ciertamente, en la actualidad, como ocurre con prestigiosas universidades norteamericanas que están ligadas a hospitales de alto nivel, igual sucede con el Tecnológico de Monterrey y sus dos grandes ofertas de salud privada: el San José y el Zambrano Ellión.

Esperemos que el JR esté ya recuperado en 15 días más, que es la fecha probable en que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador visitará Tamaulipas, en una gira que ya desde ahora se perfila tensa, dadas las diferencias y el enfrentamiento político entre el actual gobierno panista y el sexenio obradorista.

En su mañanera de este jueves, el presidente AMLO dijo que visitará los estados de Sinaloa (Culiacán) y de Nayarit (posiblemente Tepic, la capital) en una semana más, y que posteriormente tiene contemplado visitar otras entidades del país, entre ellas Tamaulipas.

La agenda del Presidente contemplaría, entre otras actividades, la inauguración de obras de desarrollo urbano, realizadas por la SEDATU, en los municipios fronterizos.

Hasta ahora no se sabe de qué manera se va a coordinar el equipo de AMLO con el Gobierno del Estado, en la víspera de la visita presidencial. Sobre todo por la rispidez del ambiente político entre ambas instituciones de poder.

Después de que el Presidente AMLO ha dicho que el ex director de PEMEX, Emilio Lozoya, (involucrado en los sobornos de Odebrecht y los presuntos sobornos para pagar la reforma energética), revelará “quién pompó reforma energética”, la relación entre el Gobierno tamaulipeco y Palacio Nacional ha tomado un curso de encono político y de enfrentamiento, sin retorno.

Comentarios