Cal y limones

0
128
Tiempo aproximado de lectura: 2 minutos

Mauricio Zapata.-

ANTITECNOLOGÍA.- Se sigue hablando del método implementado por el Gobierno mexicano para iniciar el ciclo escolar, es decir, a través de la televisión abierta. Funcionarios y gente afín a la “Cuatroté” señalan que es algo novedoso. Sin embargo, ¿cómo podría ser novedoso un sistema implementado en los años 70’s? La respuesta no es complicada: para un gobierno que hace a un lado la tecnología, que quita computadoras de las oficinas, que no viaja y que tiene políticas retrógradas, cualquier cosa puede resultar novedosa. No hay una planeación pedagógica, y con las herramientas tecnológicas de hoy en día ese “novedoso” esquema resulta obsoleto.

DESTROZOS.- Hace unos días el Ayuntamiento de Victoria publicó un cursi boletín diciendo que habían arreglado un montón de calles, y que nunca antes en la historia de la humanidad un alcalde había hecho tanto. Y bueno, el propio Xicoténcatl se redacta sus comunicados y no podemos esperar más, sin embargo, esas calles que por fin se les había hecho justicia, están llenas de hoyos luego de las lluvias de la semana pasada. Están destrozadas y no se puede ni pasar. En pocas palabras, y de manera literal, el agua se llevó el dinero. Sí, todo ese gasto y esfuerzo “histórico” quedó reducido a nada. O no lo hicieron bien, o les vieron la cara… o las dos. ¡Pobre Ciudad Victoria!

MOYO.- El diputado local del PAN, Félix García Aguiar “El Moyo”, no fue afortunado con el milagro de los políticos tamaulipecos. Y es que luego de haber dado positivo a covid-19, tardó 21 días en confinamiento y en salir del contagio. Ya se reportó, se le ve más delgado y con ciertos estragos en el rostro, es decir, se le nota decaído y hasta pálido. A diferencia de otros servidores públicos y aspirantes que también fueron víctimas del nuevo virus y que salieron en tiempo récord de la enfermedad, el legislador de Nuevo Laredo sufrió un poco más que los demás.

LIMONES.- Si los políticos quieren ayudar a la población afectada, ya sea por la pandemia o, en este caso, por las lluvias de “Hanna” allá en Reynosa, pues que lo hagan bien y con productos útiles para la gente. Diputados locales del PAN les llevaron cal y limones. Sí, leyó usted bien ¡cal y limones! Según los legisladores, los limones son para que la gente pueda tener vitamina C. Y la cal, para… para… bueno, eso no lo explicaron. Pero ya con esa ayuda, “juntos saldrán adelante”.

DESPIDOS.- El Gobierno de Tamaulipas analiza la posibilidad de hacer recorte en compensaciones, y quizás salarios, de los burócratas estatales ante la falta de recursos económicos que ha mermado las arcas estatales. Según la Secretaría de Finanzas, la pandemia ha provocado que la gente no pague sus impuestos locales, además de que el Gobierno federal no ha enviado las participaciones en tiempo y forma. No descartan despidos de la clase laboral de los tres poderes del estado. En fin, la situación está empeorando y el virus nada que cede. Y como siempre, la clase trabajadora es la más afectada.

EN CINCO PALABRAS.- Mientras, los políticos en guerra.

PUNTO FINAL.- “Con los problemas no se pacta. O los vences o te vencen”: Winston Churchill.

Twitter: @Mauri_Zapata